Las pymes del sector financiero son las más ciberatacadas en España

  • PYME

ciberataque vulnerabilidad seguridad

El sector de la distribución es el menos capaz de hacer frente al reto de la ciberseguridad. Por el contrario, las pequeñas y medianas empresas dedicadas a los servicios financieros y empresariales son las más preparadas en materia de ciberseguridad. Los mayores costes de los ciberataques los sufren las pymes de servicios empresariales, señala Hiscox.

Recomendados: 

9 formas prácticas de optimizar tus costes IT Leer

Data cloud inteligente, clave para tu transformación digital Informe

Infome de pruebas:
VMware Work from home Documento

La ciberseguridad se ha convertido en un asunto trascendental para el tejido empresarial español, incluyendo también las pequeñas y medianas empresas, que están cada vez más en el punto de mira de los ciberdelincuentes. Sin embargo, no todas las pymes responden igual a este reto. Concretamente, las pymes dedicadas a la distribución son las menos capaces de hacer frente al reto de la ciberseguridad en España, según el Ranking de la Ciberseguridad de las Pymes elaborado por Hiscox.

También se desprende de este ranking que, por el contrario, las pequeñas y medianas empresas dedicadas a los servicios financieros y empresariales son las que mejor gestionan la ciberseguridad de sus negocios, seguidas por las pymes manufactureras, las dedicadas a los servicios legales, las del sector turismo, las tecnológicas, las de retail, las de farmacia y salud, las de inmobiliario, construcción, alimentación y bebidas y, por último, las de transporte y distribución.

“Muchas veces las empresas de menor tamaño no se sienten interpeladas por la problemática de la ciberseguridad, cuando la realidad es que son cada vez más un objetivo clave para los ciberdelincuentes. Nadie está a salvo y, cuanto antes lo aprendamos, antes nos prepararemos para hacer frente a los tiempos difíciles que están por venir en materia de ciberseguridad”, explica Benjamín Losada, suscriptor especializado en ciber de Hiscox.

Ciberataques y consecuencias para las pymes

El 79,6% de las pequeñas y medianas empresas dedicadas a los servicios financieros recibieron al menos un ciberataque en 2021, lo que las convierte en las más ciberatacadas del ranking, razón por la que son, a su vez, las que mejor gestionan la ciberseguridad. Le siguen en segundo lugar las empresas del sector farmacéutico y sanitario, donde el 48,8% recibió al menos un ciberataque, y en tercer lugar las pymes dedicadas a los servicios legales (47,7%).

Aunque en el ranking de cantidad de ciberataques las pequeñas y medianas empresas dedicadas a los servicios empresariales ocupan el quinto puesto, son las que más sufren el coste de un ciberataque. Concretamente, el coste medio de la suma de los ciberataques que ha sufrido de media cada una de las pequeñas y medianas empresas de este sector asciende a 64.431 euros. Esto las coloca en el primer lugar en cuanto al coste de estos incidentes, por delante de la construcción (27.990 euros) y del sector turístico (27.704)

La pérdida de clientes es una de las consecuencias de un ciberataque más complicadas de gestionar por parte de las empresas. En este sentido, las más afectadas son las pymes inmobiliarias y de la construcción, ya que la mitad de ellas han perdido clientes como resultado de un ciberataque. Además, no solo pierden clientes, sino que el 63% de las pymes del sector inmobiliario son consideradas cibernovatas, por delante de las de servicios financieros (53% de cibernovatas), las de transporte y distribución (43% de cibernovatas) y las de la construcción (41% de cibernovatas).

El 43% de las empresas del sector de retail en España han visto amenazada la viabilidad de su negocio como resultado de un ciberataque, algo que por el contrario no le ha ocurrido a ninguna empresa del sector inmobiliario ni el sanitario. Las pequeñas y medianas empresas dedicadas a la manufactura son las siguientes más afectadas por un ciberataque, con un 33% de ellas que ha visto peligrar el futuro de su negocio.

Como resultado de un ciberataque, muchas pymes deciden poner en marcha estrategias destinadas a mejorar su ciberpreparación, tal y como hacen las pymes inmobiliarias y de distribución. Sin embargo, ninguna empresa del sector de la alimentación y bebidas toma ese tipo de medidas. Esta falta de previsión también se pone de manifiesto en el hecho de que son las que menos invierten en ciberseguridad (el 17% de su presupuesto de TI), frente al sector de los servicios financieros y el inmobiliario, que por el contrario son los que más gasto hacen en esta materia (33,4% y 27% respectivamente).