Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La generación de ingresos es el principal objetivo de los creadores de malware

  • Seguridad

malware amenaza seguridad

Ciberataques que destacaron en 2018, como Emotet, VPNFilter u Olympic Destroyer, tienen en común que son amenazas que descargan complementos u otro malware y usan el email como método de infección. No es de extrañar pues que para el 64% de los directivos la ciberseguridad sea un pilar esencial para su estrategia de transformación digital.

Más sobre seguridad

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Guía de los líderes de red para proteger la SDWAN 

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Estado de la ciberseguridad industrial en 2018 

Informe SophosLabs 2019 Threat Report 

Todo lo que deberías saber sobre las amenazas cifradas 

2018 fue un año prolífico de amenazas, pero, si hubiera que elegir las que más destacaron, la destrucción de sistemas, el robo de CPU para minar criptomonedas (cryptomining), el secuestro y chantaje (ransomware), y el control no autorizado del dispositivo móvil, fueron los cuatro ‘malware del ciber-apocalipsis’ que persistieron en 2018, y que probablemente seguirán incidiendo durante 2019. Así se desprende de un nuevo Informe de Cisco, que identifica cinco ciberataques concretos con estos objetivos que destacaron el pasado año:

-- Emotet, un troyano involucrado en la distribución de malware

-- VPNFilter, una amenaza modular de IoT

-- Gestión de dispositivos móviles no autorizada (UMDM)

-- Cryptomining

-- Olympic Destroyer, una campaña de ciberataques destructivos.

Todo ellos tienen en común que son ataques modulares, que descargan complementos u otro malware, según el tipo de dispositivo infectado o los objetivos previstos de los atacantes; y que usan el email como principal método de infección. En la mayoría de ellos la generación de ingresos sigue siendo el principal objetivo. En este sentido, el crytomining ha aumentado hasta convertirse en la ciberamenaza más común en esta categoría, mientras que Emotet ha pasado de ser un troyano bancario a una red de distribución de amenazas para generar ingresos. En algunos casos, el objetivo es la destrucción de sistemas, servicios y datos, como Olympic Destroyer, que acaparó las noticias como un ataque cuyo único propósito parece haber sido interrumpir los Juegos Olímpicos de Invierno.

El 64% de los directivos consultados por Cisco reconocen que la ciberseguridad es un pilar esencial para su estrategia de transformación digital. Y casi un tercio consideran ya que la principal función de la ciberseguridad es actuar como “facilitador del crecimiento” en la digitalización, frente al 69% que la entienden como “reducción de riesgos”.