Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Un tercio de los consumidores venderían datos privados a desconocidos

  • Seguridad

Usuario Internet

Una de cada cinco personas sacrificaría su privacidad y compartiría sus datos si obtuviera algo gratis, y más de un tercio incluso aceptaría dinero a cambio de dar a un extraño un acceso completo a sus datos privados. Por otra parte, el 26% de los consumidores han visto como alguien accedía a sus datos privados sin su consentimiento.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

De acuerdo con una nueva investigación de Kaspersky Lab, compartir de forma imprudente los datos online para obtener ganancias a corto plazo está dejando a los consumidores expuestos a más riesgos de los previstos. Más de la mitad de los usuarios de Internet (56%) sienten que la total privacidad en el mundo digital moderno es imposible, y muchos prefieren optar por vender cuando se trata de asegurar la integridad de sus datos online, si bien los costes y consecuencias son potencialmente grandes.

A pesar de las graves consecuencias asociadas con el uso indebido de los datos personales, el 18% de las personas sacrificaría su privacidad y compartiría los datos si consiguiera algo gratis. El 39% incluso aceptaría dinero a cambio de dar a un extraño completo acceso completo a sus datos privados. Dado que es más probable que los usuarios de Internet compartan sus datos privados si hay algo para ellos, adoptar este enfoque a corto plazo puede provocar daños a largo plazo.

Cada vez es más común que los empresarios y responsables de recursos humanos rastreen las plataformas de redes sociales, como LinkedIn, Instagram y Facebook, para verificar que el personal y los candidatos tengan buena reputación y que los trabajadores no incorporen la empresa mala fama. Los propios empleados deben tener cuidado de revelar demasiado sobre ellos mismos y sus trabajos en las redes sociales. De hecho, las cifras de Career Builder sugieren que el 57% de los empleadores ha encontrado contenido en las redes sociales que hizo que no contraten a un candidato, y una tercera parte (34%) ha reprendido o despedido a un empleado debido al contenido online.

Tanto si la compartimos abiertamente o no, si nuestra información online cae en las manos equivocadas puede tener un gran impacto en el mundo real. La investigación de Kaspersky Lab encontró que el 26% de las personas han visto como alguien accedía a sus datos privados sin su consentimiento, porcentaje que se eleva al 31% entre las personas de 16 a 24 años. Las consecuencias de esto fueron amplias y variadas, incluyendo pérdidas monetarias para un 21%, mientras que un 25% se vio afectado por el spam y los anuncios.

Estas consecuencias se producen a pesar de que muchos de nosotros tomamos medidas para mantener la información en secreto o para impedir que otros accedan a datos personales y confidenciales. El 62% de las personas protege sus dispositivos con contraseña para mantener la información en privado; el 35% verifica y modifica regularmente la configuración de privacidad de los dispositivos, servicios y aplicaciones que utilizan; el 25% cubre sus cámaras web para mantener los datos privados; y un 21% de hombres cifra datos en comparación con un 11% de mujeres.