Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria de la fabricación se enfrenta a riesgos asociados con TI, OT e IP

  • Seguridad

industria OT seguridad

La convergencia de TI y OT podría tener, sin saberlo, un grave impacto en las líneas de producción, y podría llevar a la pérdida de propiedad intelectual y de ventaja competitiva. Los fabricantes están expuestos tanto al malware dirigido como al malware básico, incluidos los ataques de minería de criptomonedas y ransomware.

Trend Micro ha presentado una nueva investigación que pone de manifiesto las amenazas a las que se enfrentan las redes de fabricación que siguen funcionando con tecnología anticuada. El informe, “Asegurar fábricas inteligentes: amenazas a los entornos de fabricación en la era de la Industria 4.0”, revela como los fabricantes están invirtiendo fuertemente en la convergencia de la tecnología operativa tradicional (OT) con las redes de TI, agregando nueva tecnología a entornos que todavía son vulnerables a problemas de más de 10 años, como Conficker.

"La Industria 4.0 ofrece oportunidades sin precedentes para aumentar la productividad, mejorar la eficiencia de los procesos y realizar fabricación bajo demanda, pero también altera drásticamente el modelo de riesgo de amenazas para estas instalaciones", afirma Steve Quane, vicepresidente ejecutivo de Network Defense y Hybrid Cloud Security de Trend Micro. "Como se señala en esta investigación, la convergencia de TI y OT podría tener, sin saberlo, un grave impacto en las líneas de producción, y podría llevar a la pérdida de propiedad intelectual y de ventaja competitiva".

El informe destaca la triple amenaza a la que se enfrenta la industria de fabricación, incluidos los riesgos asociados con TI, OT e IP. Las redes de operaciones previamente aisladas se están conectando a la red de TI para aumentar la eficiencia, pero esto expone los protocolos propietarios inseguros y equipamiento OT que opera durante años con vulnerabilidades conocidas.

Además de mantener la infraestructura heredada con debilidades conocidas, en estos sistemas se están descubriendo nuevas vulnerabilidades cada vez con más frecuencia. Las vulnerabilidades zero-day adquiridas en las interfaces hombre-máquina (HMI) de los sistemas de control industrial aumentaron en más de un 200% en 2018 en comparación con el año anterior.

De este modo, los fabricantes están expuestos tanto al malware dirigido como al malware básico, incluidos ataques de minería de criptomonedas que podrían dañar procesos de producción clave al consumir potencia de procesamiento y causar latencia en la red, y ransomware, que también es una amenaza importante para los fabricantes si el ataque afecta a la producción.

Para ayudar a mitigar el impacto de las amenazas de la Industria 4.0, Trend Micro recomienda a los fabricantes que recuerden los aspectos básicos de la ciberseguridad, como restringir el acceso de los usuarios y desactivar los listados de directorios, así como identificar y priorizar los activos clave a proteger.