El 88% de las empresas no tiene definida una estrategia de recuperación de datos

  • Seguridad

brecha datos seguridad

Pese a que la pérdida de datos, ya sea por un fallo humano, un malware o un accidente externo, tiene un impacto directo en el negocio, la mayoría de las empresas apenas hace una copia mensual de sus datos. El backup debe de ser sólo el primer paso de una adecuada estrategia de recuperación de datos.

Recomendados: 

Protección avanzada de datos y continuidad de negocio con Nutanix y Veeam Webinar 

Transacciones electrónicas europeas: cumpliendo con eIDAS Webinar

Hoy se celebra el Día Mundial del Backup, una fecha que recuerda que disponer de una política de recuperación de datos es clave para empresas que gestionan gran cantidad de información en tiempo real. Aun así, la encuesta State of Salesforce Data Protection 2020 revela que el 88% de las empresas no tiene definida una estrategia de recuperación de datos. Pero, aun teniendo en cuenta la importancia de contar con la información disponible para poder tomar decisiones en tiempo real, el 84% de las empresas tarda más de un día en encontrar y recuperar los datos perdidos o corruptos. Un 36% de las compañías no lo hace hasta pasados siete días.

“La mayoría de las empresas apenas hace una copia mensual de sus datos. Pero en realidad, el backup de la información debe de ser sólo el primer paso de una adecuada estrategia de recuperación de datos que permita restaurar los datos exactamente dónde y cuándo quieres”, comenta Juan Quintanilla, CEO de Syntonize. Para ayudar a las empresas a gestionar de forma eficiente la recuperación de los datos, desde Syntonize se recomienda:

--Tener cuidado con las exportaciones de datos. Es una actividad que lleva tiempo y hay que realizarla con cuidado, porque se pueden cometer errores y en el caso de tener que recuperar y restaurar la información, hay que restaurar las relaciones de datos incluidas en los ficheros .CSV que están almacenados en ficheros .zip. Además, estos archivos no guardan los metadatos.

--Escoger soluciones de recuperación inmediata. Una de las posibilidades es hacer backups en sandboxes, pero estos se refrescan cada 29 días, por lo que cualquier dato creado en los últimos 30 días aún no se habrá almacenado automáticamente.

--Vigilar el volumen de almacenamiento. Un error frecuente es guardar todos los datos. Una buena política de archivo de datos debe diferenciar entre la información que se retiene para un acceso frecuente o para un uso futuro frente a los datos menos necesarios que se almacenan en sistemas más baratos y de larga duración. Así se evitará la redundancia de datos y un mayor rendimiento.

--Cumplir con la normativa. A la hora de definir la estrategia de almacenamiento y recuperación de datos hay que tener en cuenta tanto las políticas internas de la compañía sobre gestión, uso y administración de los datos, como la normativa legal sobre la custodia y salvaguardia de datos, así como la transferencia de datos entre filiales en diferentes países.

--Proteger los datos. El principal objetivo de una estrategia de backup es la protección de la información, y eso incluye adoptar medidas para la administración y gestión de los datos, la encriptación de la información y la restauración inmediata de datos erróneos, obsoletos o corruptos, para garantizar la continuidad de negocio.

--Monitorizar los cambios. La automatización del archivo de datos obliga a una monitorización continua para notificar de forma inmediata cualquier anomalía. Igualmente, es necesario poder trabajar de forma aislada con paquetes de datos que se han cambiado o eliminado y así asegurar la legitimidad de los datos que se recuperan en caso de necesidad.

--Desmitificar el backup del CRM. Ahora con las soluciones CRM en la nube el despliegue no es complejo y se pueden integrar apps fiables de terceros para hacer copias rápidas y sin grandes costes al existir servicios de pago por uso.