El mercado de ciberseguridad en España alcanzará los 1.749 millones de euros en 2022

  • Seguridad

ciberseguridad - tendencias

El 90% de las empresas está abordando un cambio de estrategia de TI donde la ciberseguridad vuelve a situarse entre las tres principales prioridades de inversión. La seguridad IoT emerge como prioridad en tecnologías de seguridad informática para el 27% de las empresas, y al menos un 38% apostará por la seguridad como servicio.

Recomendados: 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

Microsegmentación, clave para seguridad empresarial Leer

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer

El actual panorama de amenazas, la transformación digital que ha tenido lugar en los últimos dos años y el cambio a modelos de negocio que dan prioridad a lo digital ha provocado que proteger la red se convierta en prioridad para el equipo de seguridad. Por ello, definir el concepto de "empresa mínima viable" (esto es, la infraestructura, el acceso y los datos necesarios para que los procesos críticos de la empresa sigan funcionando) pasa a ser esencial en las organizaciones.

Según los datos más recientes de IDC, el 57% de las organizaciones europeas sufrió un ataque de ransomware que bloqueó el acceso a sus sistemas en 2021, aunque no es la única amenaza a la que se enfrentan las empresas. De ahí que el 90% de las empresas esté abordando un cambio de estrategia de TI donde la ciberseguridad vuelve a situarse entre las tres principales prioridades de inversión, augurando que este mercado sobrepasará en España los 1.749 millones de euros en 2022, prácticamente un 7,7% más que en 2021. El sector que más crecerá en inversión en seguridad será la Administración Pública, con un 8,3%.

La principal novedad para 2022, según IDC, es que la seguridad IoT emerge como prioridad en tecnologías de seguridad informática para el 27% de las empresas. La necesidad de proteger los activos fuera del dominio tradicional de TI, la convergencia de la red y la ampliación de la superficie de ataque ha provocado que la seguridad IoT sea la preocupación número uno para más de la mitad de las organizaciones. Además, en 2022 se confirmará la tendencia de la adopción de la seguridad como servicio al menos en un 38% de las compañías, ya que la masiva migración a la migración a la nube demanda una seguridad intrínseca para salvaguardar las ganancias empresariales.

Mantener la seguridad y fiabilidad de los sistemas heredados es ya una preocupación para el 71% de las organizaciones europeas. Los equipos de seguridad están sobrecargados, y consolidar la infraestructura de seguridad mediante un enfoque de “la mejor plataforma", automatizar y orquestar para mejorar la eficiencia de la seguridad y contratar servicios de seguridad gestionados allí donde el equipo carezca de cobertura, son recomendaciones estratégicas clave en el escenario actual.

Por último, IDC Research España prevé que, en 2023, el 55% de las organizaciones asignará la mitad de sus presupuestos de seguridad a ecosistemas/plataformas de tecnologías cruzadas diseñadas para un consumo rápido y una seguridad unificada para impulsar la innovación ágil.