Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La IA permite a los directivos ser más efectivos y potenciar sus habilidades

  • Al día

Inteligencia artificial_4

Los líderes de las organizaciones utilizan la Inteligencia Artificial de forma exitosa para poder invertir más tiempo en sus empleados, al tiempo que les ayuda a crear y ejecutar nuevas estrategias. Cerca de la mitad de los directivos están adoptando IA para la toma de decisiones. Las empresas de crecimiento más rápido han invertido y seguirán invirtiendo en IA.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Microsoft ha llevado a cabo una investigación junto con Susan Etlinger, analista IA de Altimeter Group, y Heike Bruch, profesor de liderazgo en la Universidad de San Galo, en la que han analizado cómo los líderes empresariales planean usar la Inteligencia Artificial (IA), y cómo cambia el liderazgo a medida que las compañías hacen cada vez más uso de este tipo de tecnologías. Pues bien, de acuerdo con los resultados del estudio, a medida que la IA toma un papel más importante en una compañía, motivar e invertir en los empleados se convierte en una de las prioridades para los líderes.

A medida que la IA ayuda a los directivos a abordar de manera más eficiente las tareas operativas, más fácil es para ellos ver cómo empoderar a sus equipos. De esta manera, la IA puede ser vista como una herramienta estratégica, permitiendo a los directivos invertir más tiempo en los empleados. Para Heike Bruch, “los líderes con éxito utilizan la IA para tareas operacionales, pero también para ser más efectivos. En otras palabras, para gestionar el crecimiento, ajustar las prioridades y tener más tiempo para inspirar a la gente. De esta manera, creo que la IA hará que los buenos líderes estén menos ocupados y sean más humanos.”

La IA puede ayudar a los líderes a invertir más tiempo en el crecimiento y desarrollo de sus empleados, pero también puede ayudarles a incrementar sus propias habilidades. Los resultados del estudio muestran que cerca de la mitad de los directivos – es decir, aquellas compañías que han experimentado un crecimiento de doble dígito – están adoptando IA para la toma de decisiones, ya sea para tener una nueva visión o definir una estrategia distinta. En contraposición, los resultados muestran que solo el 36% de las empresas con un crecimiento más bajo piensan lo mismo.

El estudio también revela que la mayoría de las líderes en empresas de alto crecimiento, buscan hacer más hincapié en sus habilidades a través de IA, para permitirles centrarse más en sus objetivos, estrategia, metas y nuevas oportunidades, es decir, aquellas cosas en las que solamente el ingenio humano puede actuar.

El estudio muestra que las empresas de alto crecimiento no sólo tienen el doble de probabilidades de utilizar de forma activa soluciones de IA, en comparación con las empresas de menor crecimiento, sino que también tienen planes más ambiciosos en un plazo mucho más corto. De las compañías de crecimiento de dos dígitos encuestadas, el 94% tienen la intención de utilizar la IA para la toma de decisiones en los próximos tres años, y más de la mitad tienen previsto hacerlo en los próximos 12 meses. En comparación, la mayoría de las empresas de bajo crecimiento sólo buscan invertir en la toma de decisiones en los próximos tres a cinco años.

Las empresas de crecimiento más rápido han invertido -y seguirán invirtiendo- en IA, lo que pone de relieve la importancia de garantizar que las compañías, siguiendo el ejemplo de sus dirigentes, progresen en su camino hacia la IA antes de que corran el riesgo de perder su ventaja competitiva frente a otras empresas más innovadoras. En palabras del presidente de Microsoft EMEA, Michel van der Bel, “empieza con algo pequeño, pero con intención. Esto ayudará a tu equipo a ganar confianza y a aprender. En pocas palabras, esto es lo que ayudará a que tu viaje hacia la IA comience bien”.