Recyclia retiró más de 300.000 kilos de consumibles de impresión en 2019

  • Al día

Recyclia toner

A través de la iniciativa Tragatóner/Tragatinta, la entidad ha repartido más de 22.500 contenedores entre más de 6.200 empresas, organismos, distribuidores de equipamiento ofimático y de impresión y entidades locales. Los productores y mayoristas adheridos a esta iniciativa comercializan el 70% de los consumibles de impresión.

En noviembre de 2018, Recyclia puso en marcha la iniciativa Tragatóner/Tragatinta en nuestro país para garantizar la recogida separada y el reciclaje de los cartuchos de tóner y tinta, un tipo de aparato electrónico cuyo reciclaje es obligatorio desde el 15 agosto de 2018. Pues bien, en sólo un año ha retirado más de 300.000 kilos de cartuchos de tóner y tinta de los 22.500 contenedores para este tipo de residuos que ha repartido entre más de 6.200 empresas, organismos, distribuidores de equipamiento ofimático y de impresión y entidades locales.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

La entidad valora la alta capilaridad de puntos de recogida alcanzada en todo el territorio nacional y el volumen de residuos gestionado, así como contar con el respaldo de los 15 fabricantes de equipos de impresión más importantes del mercado español. En concreto, los productores y mayoristas adheridos a esta iniciativa comercializan el 70% de los consumibles de impresión puestos en el mercado al año.

El usuario doméstico dispone de un buscador web para localizar los contenedores instalados en lugares públicos más cercanos a su ubicación, denominados ECOpuntos. En 2020, Recyclia prevé ampliar esta red de ECOpuntos y lanzar una aplicación móvil para su localización y la certificación de la trazabilidad de los residuos, desde la recogida hasta el tratamiento en la planta.

“El éxito de este primer año de actividad se debe a nuestra capacidad de anticipación para ofrecer una solución plenamente operativa y eficaz apenas unos meses después de la entrada en vigor de la nueva obligación de reciclaje. Esto ha sido posible gracias a que nos hemos valido de los 15 años de experiencia de nuestra fundación Ecofimática en la gestión de más de 44.000 toneladas de aparatos ofimáticos y de impresión”, afirma José Pérez, consejero delegado de Recyclia.

En el último año, Recyclia ha intensificado también su colaboración con dos plantas de tratamiento de nuestro país para incrementar el porcentaje de materiales recuperados para la fabricación de nuevos productos. Colabora, además, con centros de investigación en diferentes proyectos de I+D para encontrar opciones de reutilización del polvo de tinta y de tóner. Concretamente, la entidad está evaluando la utilización del primero como tinte para pinturas. Por su parte, en el caso del polvo de tóner, se está analizando su uso como componente del alquitrán para asfaltado de carreteras, así como su gasificación.