Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Este año el 67% de las tarjetas de pago ya serán contactless

  • Al día

tarjeta contactless

En una situación como la actual provocada por la aparición del COVID-19, la utilidad y popularidad del pago contactless se ha incrementado. El 72% de los usuarios considera que es el método de pago más cómodo, y el 65% de la generación Z opina que se ha convertido en imprescindible para pagar.

Los pagos sin contacto o contactless comenzaron a ser realidad en España en el año 2015. Desde entonces, poco a poco se han ido renovando tanto las tarjetas como los terminales de pago para ofrecer este nuevo método a todos los usuarios. Muestra de ello es que este año un 67% de las tarjetas ya serán contactless.

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

Por parte de los consumidores, esta tecnología ha tenido una muy buena acogida. De hecho, Ingenico Enterprise Retail ha llevado a cabo un estudio llamado “Tendencias Emergentes en el punto de venta” que revela que un 72% de los usuarios admiten que el pago sin contacto es fácil de usar y el 74% afirman que es más cómodo que otros métodos. La facilidad de uso es un factor muy importante en la adopción del pago contactless, sobre todo en transacciones con un importe inferior a 25 dólares, que son las que se realizan mayoritariamente con efectivo (80%).

La edad también se presenta como un factor clave en el uso del contactless, puesto que el 65% de los consumidores que pertenecen a la denominada ‘Generación Z’ consideran que este método es imprescindible en un comercio. Además, esta generación junto con la de los millennials afirman que se encuentran muy satisfechos con el pago sin contacto. El efectivo en la franja de edad de los menores de 35 pierde popularidad y un tercio de estos consumidores anticipan que el efectivo desaparecerá de los comercios en los próximos 5 años.

Finalmente, el estudio desvela que para el 87% la seguridad es el factor más importante a la hora de elegir un método de pago y un 71% dejaría de comprar en una tienda o comercio donde le hubieran robado información personal.

“La tecnología de pago sin contacto ha revolucionado la experiencia de pago, dotándola de rapidez y facilidad de uso. Parece que la preferencia por este método seguirá en aumento, liderada por los nativos digitales, los nuevos consumidores que buscan la inmediatez y la sencillez” afirma David Valero, director general de Ingenico Enterprise Retail. “El futuro del pago contactless pasará a ser dominado por el pago móvil, cuya adopción va en aumento en los últimos años tras los acuerdos de la mayoría de entidades financieras con las aplicaciones de pago móvil predominantes en el mercado”.