Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ventajas de adoptar modelos de consumo de almacenamiento elásticos

  • Al día

Infinidat-centro de datos

Los modelos elásticos permiten a los clientes adquirir almacenamiento combinando inversión en capital en capacidad base, y gasto operativo en capacidad adicional temporal, en función de las restricciones presupuestarias y necesidades empresariales, algo que Infinidat ofrece con sus soluciones de Elastic Pricing.

Recomendados

Diario de un vendedor de tecnología Leer

Plataformas de aplicaciones low-code: redefiniendo la transformación digital Webinar

Debido a la situación de incertidumbre económica actual, los modelos de precios en el almacenamiento han experimentado un importante cambio. Las empresas están reevaluando sus necesidades de infraestructura, y en concreto de almacenamiento, buscando agilidad y flexibilidad. Conscientes de ello, algunos proveedores han introducido modelos de pago por uso (OpEx) como alternativa a los planes de compra anticipada (CapEx), menos costosos, pero poco flexibles.

A la hora de evaluar las necesidades de almacenamiento y determinar el modelo de costes, los expertos de Infinidat recomiendan tener en cuenta varios aspectos. Primero es preciso comprender cuál es el modelo de negocio que mejor se adapta a la organización, es decir, dónde tiene sentido OpEx, y dónde tiene más sentido CapEx. En segundo lugar, hay que calcular los costes ocultos que están afectando a la organización como consecuencia de las iniciativas para obtener flexibilidad, teniendo en cuenta factores como el almacenamiento no utilizado, el tiempo de espera para obtener nueva capacidad y si está garantizado también en tiempos de crisis.

También hay que confirmar qué garantiza el proveedor, y si está dispuesto a provisionar hardware extra por adelantado para que esté disponible de inmediato cuando se necesite o si cuenta con una arquitectura de software que pueda aprovechar hardware extra no pagado para un mayor rendimiento, resiliencia u otros valores antes de pagar por la capacidad correspondiente. Por supuesto, hay que tener claras las previsiones de crecimiento, y si se necesitará agregar nueva capacidad de una manera regular a lo largo del tiempo, o habrá picos frecuentes.

Ante la necesidad de elegir un modelo concreto, en Infinidat defienden la capacidad de combinar ambos. Para ello, propone la adopción de modelos elásticos que permitan disponer de la capacidad que se necesita. un nuevo modelo de adquisición y consumo de capacidad de almacenamiento que permite a los clientes adquirir almacenamiento combinando inversión en capital (capacidad base) y gasto operativo (capacidad adicional temporal). Los responsables de TI pueden, en función de las restricciones presupuestarias y necesidades empresariales, auto-provisionar capacidad base o adicional, y convertir la capacidad temporal en capacidad base en cualquier momento, sin penalizaciones, para dar respuesta a las necesidades de flexibilidad y rentabilidad.

En el caso de Infinidat, sus soluciones de Elastic Pricing, ofrecen a los clientes flexibilidad propia de la nube, con niveles de costes disruptivos y prestaciones a escala multi-Petabyte con tiempos de latencia inferiores al milisegundo y garantía de disponibilidad del dato del 100%. Además, eliminan los riesgos de seguridad y problemas de rendimiento asociados a la nube, ya que los datos se mantienen en las instalaciones. De hecho, Infinidat provisiona al usuario con hardware extra por adelantado, a fin de que esté disponible de manera inmediata cuando se necesite en el futuro, pero sin tener que pagar por ello hasta que se utilice.

“En definitiva, el uso de estos nuevos modelos de pricing elásticos permite crecer de forma instantánea y responder rápidamente a las nuevas necesidades de negocio, incluso si son temporales”, asegura Israel Serrano, Country Manager de Infinidat.