Los empleados padecen una sobrecarga de reuniones virtuales

  • Al día

videollamada

El 49% siente que la colaboración a distancia no es algo natural, y 1 de cada 2 vuelve a la oficina para organizar una reunión. Es momento de empezar a invertir en un modelo de trabajo enfocado al empleado, que habilite la opción Bring Your Own Meeting (BYOM) en las salas de reuniones e instalar tecnología de colaboración fácil de usar.

Recomendados: 

Foro Administración Digital 2021 Evento

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

Barco ClickShare ha publicado los resultados de su estudio anual sobre tendencias y participación en el mundo de las reuniones, que apuntan ya a un retorno a la oficina después de la crisis. De hecho, más de la mitad de la plantilla está dispuesta a volver y se espera que el 72% lo haga por uno o más días ya a finales de junio de 2021.

El Barómetro de Reuniones de Barco se desploma, ya que los empleados padecen una sobrecarga de reuniones virtuales. El índice, que cae hasta -25, frente a +17 en 2020, muestra claramente que las reuniones se están deteriorando. El 49% siente que la colaboración a distancia no es algo natural.

"Las reuniones tendrán un papel crucial en el espacio de trabajo del futuro, ya que serán clave para la continuidad del negocio durante la transición a la nueva realidad híbrida”, dice Lieven Bertier, director de Marketing de Salas de Trabajo de Barco. “Conectar a los empleados dondequiera que estén y hacer que la colaboración híbrida fluya de verdad será el camino hacia el éxito futuro, una mayor implicación y productividad".

Del informe se desprende que buscamos más reuniones en persona y menos interacciones virtuales. 1 de cada 2 empleados vuelve a la oficina para organizar una reunión. Actividades especialmente significativas, como la toma de decisiones, la resolución de problemas o la creación de relaciones, demandan reuniones en la oficina.

En respuesta, aparece el lugar de trabajo enfocado al empleado. Las inversiones en reuniones híbridas deben estar en sintonía con las expectativas de los empleados sobre cómo y dónde quieren trabajar y colaborar. El 42% cree que la empresa no ha priorizado las inversiones que necesitaba para mejorar la colaboración híbrida, mientras que el 77% piensa que todas las salas de reuniones deben estar equipadas con tecnología de videoconferencia.

Para que las empresas puedan superar la barrera que separa a los trabajadores que trabajan en la oficina de los que lo hacen a domicilio y permitirles ser realmente productivos en las reuniones, serán imprescindibles tanto un cambio en la cultura de trabajo como la realización de inversiones tecnológicas, como la usabilidad, el Bring Your Own Meeting (BYOM) y las soluciones de vídeo. El estudio menciona 3 elementos clave que permitirán a los gestores anticiparse y adelantarse a la competencia a la hora de dar forma al entorno de trabajo híbrido en el futuro:

· La reconexión con la organización y con los compañeros es crucial para la participación y la retención de los empleados. El 71% de los empleados cree que su empresa debería empezar a prepararse para el trabajo híbrido desde ya.

· No todas las reuniones son iguales, ni todos los empleados tienen las mismas necesidades o pretensiones de colaboración. Las empresas deben desarrollar estrategias para el entorno de trabajo que faciliten este tipo de flexibilidad y permitan a los empleados trabajar de la forma que deseen.

· BYOM es la opción preferida por los empleados para conectarse al mundo y con los demás compañeros de trabajo. El portátil es el corazón del ecosistema de la sala de reuniones y los empleados quieren trabajar con tecnología inalámbrica y sin contacto en una sala de reuniones que permita BYOM. El 88% cree que una tecnología fácil de usar puede mejorar las reuniones.

"Como la vuelta a la oficina está cerca, no hay mejor momento para empezar a invertir en un modelo de trabajo enfocado al empleado. Esto incluye habilitar la opción Bring Your Own Meeting en las salas de reuniones, implementar el trabajo flexible e instalar tecnología de colaboración fácil de usar y centrada en el trabajador. Solo con un enfoque en la usabilidad y el compromiso en las soluciones de reuniones híbridas podrán las empresas mantenerse a la vanguardia", concluye Lieven Bertier.