El modelo de trabajo híbrido tiene el potencial de crear una nueva brecha digital

  • Al día

NFON trabajo hibrido

A medida que las empresas avanzan hacia modelos híbridos, deben garantizar que ningún empleado esté en desventaja debido a su lugar de trabajo. Para ello deberán implementar tecnologías y nuevas políticas de trabajo que creen un entorno equitativo, empoderando a los empleados remotos y en la oficina para participar y colaborar por igual.

Recomendados: 

Foro Administración Digital 2021 Evento

Mejorando la experiencia del trabajador remoto Webinar 

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

La pandemia mundial ha dejado en claro que el trabajo remoto puede aumentar la productividad, impulsar el compromiso y reducir los costes. Y los empleados quieren seguir haciéndolo, al menos parte del tiempo, en el futuro. De hecho, una investigación de Citrix Systems muestra que más del 90% de los empleados prefieren el trabajo flexible y el 82% de las empresas planean adoptar modelos híbridos para adaptarse y capitalizar los beneficios que puede generar, pero esta transición no está exenta de riesgos.

Si bien son atractivos en la superficie, los modelos de trabajo híbridos tienen el potencial de crear una nueva brecha digital que, si no se controla, establecerá dos clases de trabajadores. Para dar el salto con éxito, las empresas deberán implementar tecnologías y nuevas políticas de trabajo que creen un entorno equitativo, empoderando a los empleados remotos y en la oficina para participar y colaborar por igual de una manera transparente y eficiente.

“El modelo de trabajo completamente remoto forzado por la pandemia ha nivelado el campo de juego de muchas maneras”, explica Tim Minahan, vicepresidente ejecutivo de estrategia comercial de Citrix. “En un mundo de trabajo remoto, todos tienen el mismo acceso a la información y a oportunidades para contribuir a un proyecto. A medida que las empresas avanzan hacia modelos híbridos, deben mantener esta experiencia coherente, inclusiva e igualitaria para garantizar que ningún empleado esté en desventaja debido a su lugar de trabajo, y cosechar las mejoras en la eficacia y la productividad que pueden impulsar los modelos de trabajo más flexibles ".

Para reducir de manera efectiva la brecha digital que el trabajo híbrido amenaza con abrir, las empresas deben establecer un espacio de trabajo digital compartido que brinde un entorno común y transparente en el que los equipos tengan acceso constante a las aplicaciones y la información y puedan colaborar de manera eficiente en proyectos para realizar el trabajo, donde sea que necesite hacerse.

Con el respaldo de políticas que fomentan los métodos de trabajo colaborativos y equitativos, estos espacios de trabajo pueden fomentar la ejecución eficiente del trabajo desde cualquier lugar a través del acceso confiable a los recursos laborales que los empleados necesitan para colaborar y realizar el trabajo en cualquier lugar; seguridad contextual para garantizar que la información corporativa y personal permanezca segura en cualquier dispositivo o ubicación; y un entorno compartido para agilizar la ejecución, mejorar la colaboración y garantizar el acceso equitativo y el intercambio de información para todos los compañeros de equipo, independientemente de dónde estén trabajando.