En 2021 tres de cada 10 empleados en España ejercerán el teletrabajo

  • En cifras

teletrabajo3

En dos años, el 60% de las grandes empresas habrá adoptado un puesto de trabajo flexible, inteligente y en un entorno colaborativo virtual y físico, mejorando así la experiencia del empleado y la productividad. Para entonces, el 45% de las tareas de trabajo repetitivo se automatizarán y/o aumentarán mediante el uso de "compañeros de trabajo digitales".

Recomendados: 

Planes flexibles para la compra de tecnología. Conoce ISIT de Sothis Webinar

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

La crisis de la Covid-19 aceleró enormemente la transformación del puesto de trabajo. Surgió una nueva cultura basada en la confianza y en el compromiso de los empleados y, la nueva normalidad, está cambiando completamente el entorno laboral. Así, se espera que, en dos años, el 60% de las grandes empresas habrá adoptado un puesto de trabajo flexible, inteligente y en un entorno colaborativo virtual y físico, mejorando así la experiencia del empleado y la productividad, señala IDC Research España.

IDC pronostica que en 2021 el 30% de los empleados en España ejercerá definitivamente el teletrabajo, mientras que el 38% de las organizaciones fomentará que se trabaje más desde casa ajustando el gasto TI para apoyarlo, y el 47% incluirá o ampliará el trabajo remoto en su política de Recursos Humanos. Las palancas de la evolución del nuevo puesto de trabajo son garantizar la continuidad de las operaciones de negocio, hacer más eficientes las operaciones y acompañar un proceso de evolución del puesto de trabajo que permita trabajar en remoto, y establecer todos los procesos para que una vez superado este periodo de confinamiento las organizaciones logren transformarse en organizaciones ágiles.

“La transformación del lugar de trabajo realmente se produce cuando el espacio físico, la tecnología y los comportamientos humanos se potencian para crear entornos flexibles, divertidos y colaborativos que fomenten la innovación y la creatividad”, explica José Antonio Cano, director de análisis de IDC.

Particularmente para IDC, es importante mejorar la experiencia y la retención de los empleados, como elemento vital en cualquier estrategia digital ganadora. En este sentido, la consultora tiene claro que evitar la frustración y la disfunción es uno de los mayores retos de las organizaciones. Es imprescindible la evolución hacia el fomento de un entorno atractivo para la captación del talento tan necesario y demandado hoy en día por las organizaciones.

La búsqueda de la productividad, mejorar la experiencia del empleado y consolidar las ventajas competitivas está provocando la incorporación de nuevas tecnologías, que anteriormente estaban asociadas al consumo con el fin de aprovechar los datos empresariales de manera diferente. Así, en los próximos dos años, el 45% de las tareas de trabajo repetitivo en las grandes empresas se automatizarán y/o aumentarán mediante el uso de “compañeros de trabajo digitales” (impulsados por la IA, la robótica y la IPA) fomentando la colaboración hombre-máquina.

Además, y según la encuesta de IDC Future of Work de marzo de 2020, el 25% de las empresas del G2000 desplegará tecnologías imbuidas de capacidades de manipulación y visualización de datos. Impulsando así la productividad colaborativa a través de la teleconferencia para una fuerza de trabajo híbrida.

Como conclusión, según pronostica IDC Research España, el 75% de las grandes corporaciones mundiales se comprometerán a proporcionar paridad técnica a una fuerza de trabajo que es híbrida por diseño y no por circunstancias. Permitiéndoles trabajar juntos o por separado en tiempo real.