En 2022 surgirán nuevos tipos de casos de uso de la IA y el aprendizaje automático

  • Al día

2022 tendencias

Este será el año en el que la inteligencia artificial y el aprendizaje automático asumen la carga pesada en la vida de los desarrolladores, la nube se extenderá a todos los lugares a través de dispositivos creados para ello y soluciones especializadas, y nuestras casas y edificios se convertirán en mejores asistentes para ayudarnos en nuestras necesidades más humanas.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

Informe: Hacia la empresa hiperinteligente Leer

Hemos llegado a un punto de inflexión. La infraestructura de la nube ha evolucionado hasta un punto en el que estamos viendo que el cloud llega prácticamente a cualquier lugar del planeta, e incluso al espacio, los modelos y las técnicas en el ámbito de la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático han mejorado cada vez más, y los datos son abundantes y nuestra capacidad para darles sentido de formas nuevas es prácticamente automática. 2022 será un año apasionante para la tecnología, que nos hará avanzar a todos. En este sentido, Werner Vogels, VP y CTO de Amazon ha hecho sus predicciones para el sector tecnológico en este año 2022 y más allá.

Predicción uno: El desarrollo de software con ayuda de la IA se afianza

El desarrollo de software es un proceso creativo, pero con muchas tareas repetitivas. En 2022, el aprendizaje automático comenzará a desempeñar un papel muy importante en el aumento de los flujos de trabajo de los desarrolladores de software, ayudándoles a crear un código más seguro y fiable.

El aprendizaje automático liberará a los desarrolladores de las tareas mundanas de su trabajo, como las revisiones de código y las correcciones de errores, y les permitirá centrarse más en la creación. La misma tecnología nos ayudará a escribir sistemas sofisticados más rápido que nunca y de forma que se abra la puerta a una nueva clase de desarrolladores.

A largo plazo, este mismo enfoque de que el aprendizaje automático nos libera para crear más se utilizará en todo tipo de áreas. Veremos cómo las técnicas de IA generativa crean cada vez más películas, música y literatura. De igual manera, esta tecnología también empezará a desempeñar una función en la detección de contenidos falsos, estafas y fraudes. 2022 es el año en el que la IA y el aprendizaje automático asume la carga pesada en la vida de los desarrolladores.

Predicción dos: El borde de la nube ubicua

La nube se extenderá a todos los lugares a través de dispositivos creados para ello y soluciones especializadas. En 2022, veremos cómo estas soluciones aportan toda la fuerza de la nube para transformar almacenes, restaurantes, tiendas minoristas, granjas, etc.

Ya hemos visto que la nube está prácticamente en todas partes. El cambio al que asistiremos será que la nube se especializará mucho en los extremos de la red. Para aprovechar plenamente las ventajas de la nube en talleres y almacenes, en restaurantes y tiendas minoristas, o en lugares remotos, deben existir soluciones a medida en el borde (Edge).

Lo que veremos en 2022, y aún más en los años venideros, es que la nube se acelerará más allá del modelo tradicional de infraestructura centralizada y se adentrará en entornos inesperados donde se precisa tecnología especializada. La nube estará en todo, desde los camiones que circulan por la carretera hasta los barcos y aviones que transportan mercancías. La nube estará distribuida globalmente y conectada a casi cualquier dispositivo o sistema digital en la Tierra, e incluso en el espacio.

Predicción tres: El auge de los espacios inteligentes

En 2022, nuestras casas y edificios se convertirán en mejores asistentes y en compañeros más atentos para ayudarnos de verdad en nuestras necesidades más humanas. En los próximos años veremos cómo los espacios inteligentes cobran vida en diversos entornos, pero ninguno con mayor impacto que el cuidado de los ancianos. Será una combinación de las tareas sencillas que cabría esperar —desde atenuar las luces, cerrar las puertas y apagar el horno si alguien se olvida— hasta las cosas más contextuales y proactivas que puede hacer la tecnología: formular preguntas cuando los patrones de vida normales se desvían y poner en marcha soluciones de sentido común cuando es necesario. Esto dará lugar a un mejor cuidado de las personas y, en el caso de una población envejecida, significa que crearemos una nueva clase de hogares para que la gente pueda quedarse en casa.

Predicción cuatro: La sostenibilidad tiene su propia arquitectura

En 2022, los desarrolladores empezarán a tomar decisiones teniendo en cuenta la sostenibilidad en relación con los sistemas y aplicaciones que construyen. Buscarán nuevos enfoques para las arquitecturas en la nube que optimicen las necesidades del planeta, así como las de los usuarios finales.

Los desarrolladores asumirán un papel activo en la reducción de la huella de carbono de sus aplicaciones. Esto ocurrirá en una variedad de ocasiones, como a la hora de tener en cuenta en qué lugar del mundo deciden ejecutar sus aplicaciones para aprovechar la energía verde de la red, considerar el tiempo necesario para procesar una tarea o incluso especificar el conjunto de chips que utilizan. Cuando se opera a escala de red, los pequeños ahorros pueden llegar a tener un gran impacto. También empezaremos a ver a los desarrolladores plantearse más el poder de la desconexión de recursos.

Predicción cinco: Una nueva ola de conectividad dará lugar a una nueva clase de aplicaciones

Los satélites de órbita terrestre baja (LEO) están llamados a llevar la banda ancha asequible a todos los rincones del planeta. En los próximos cinco años, más de 20.000 satélites se desplegarán en LEO sobre nuestro planeta. Lo que se avecina con esta banda ancha a escala planetaria es toda una nueva clase de aplicaciones que se beneficiarán de ella.

En la actualidad, la mayoría de las aplicaciones digitales están limitadas por la red existente, diseñada para velocidades de bits bajas o conectividad intermitente. En algunos casos, disponemos de aplicaciones y sistemas digitales diseñados para funcionar sin conexión, pero suelen quedar obsoletos rápidamente o tener una funcionalidad limitada en comparación con sus homólogos conectados. Un mundo de posibilidades sin explotar se hará realidad cuando la conectividad asequible llegue con los satélites LEO.  La conectividad ubicua nos llevará de los espacios inteligentes a las ciudades inteligentes, los países inteligentes y, finalmente, hacia un mundo inteligente.