Se prevé que el gasto mundial en TI superará los 4 billones de dólares en 2022

  • En cifras

empresa tecnologia

Las iniciativas de tecnología digital siguen siendo una prioridad comercial estratégica para las empresas. El software empresarial registrará el mayor crecimiento, cifrado en un 11,5%, impulsado por el gasto en software de infraestructura. Se espera asimismo que el gasto en dispositivos aumente.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento

Cloud: en busca de la agilidad Encuesta

Claves para una estrategia multicloud de éxito Webinar

Se proyecta que el gasto mundial en TI alcanzará los 4,5 billones de dólares en 2022, lo que representa un aumento del 5,5% con respecto a 2021, según el último pronóstico de Gartner. Se espera que el software empresarial registre el mayor crecimiento, cifrado en un 11,5%, impulsado por el gasto en software de infraestructura que continúa superando el gasto en software de aplicaciones.

"Las empresas construirán cada vez más nuevas tecnologías y software, en lugar de comprarlos e implementarlos, lo que llevará a niveles de gasto generales más lentos en 2022 en comparación con 2021", explica John-David Lovelock, vicepresidente de investigación de Gartner. "Sin embargo, las iniciativas de tecnología digital siguen siendo una prioridad comercial estratégica para las empresas a medida que continúan reinventando el futuro del trabajo, centrando el gasto en hacer que su infraestructura sea a prueba de balas y acomodando el trabajo híbrido para los empleados en 2022".

El crecimiento del gasto global en dispositivos alcanzó un pico en 2021, creciendo un 15,1%, a medida que el trabajo remoto, la telesalud y el aprendizaje remoto se afianzaron, pero Gartner espera que 2022 aún muestre un aumento impulsado por las empresas que actualizan dispositivos y/o invierten en múltiples dispositivos para prosperar en un entorno de trabajo híbrido.

"Lo que cambió en 2020 y 2021 no fue realmente la tecnología en sí, sino la voluntad y el entusiasmo de las personas por adoptarla y usarla de diferentes maneras", señala Lovelock. "En 2022, los CIOs deben reconfigurar la forma en que se realiza el trabajo adoptando la componibilidad empresarial y las tecnologías que se adaptan a los flujos de trabajo asincrónicos".