Snom se compromete a reducir la huella de carbono de sus productos y actividades

  • Al día

Snom sostenibilidad

La compañía utiliza diferentes materiales de embalaje para sus teléfonos de sobremesa, y ha optado por utilizar un material compuesto por fécula de patata para el relleno de sus cajas. Otro paso hacia la optimización de los recursos existentes es la decisión de utilizar materias primas recicladas para las nuevas familias de productos.

Con motivo de la celebración del Día de la Tierra, Snom Technology ha querido dejar constancia de su implicación para proteger el planeta, a través de un proyecto en el que la empresa lleva años inmersa, consistente en la reducción de la huella de carbono de sus productos y actividades, incluida una reorientación a largo plazo de su producción.

"Estamos convencidos de que es posible ser sostenibles. Por eso estamos cambiando gradualmente los procesos de producción de los nuevos productos, entre otras cosas, y actualmente utilizamos diferentes materiales de embalaje para nuestros teléfonos de sobremesa", explica Gernot Sagl, director general de Snom Technology.

Apuesta por lo reciclado

El público en general cree que para reducir la huella de carbono lo más sencillo es modificar los materiales de embalaje de los productos manufacturados. Esto significa que, independientemente de dónde se inicie el cambio, es necesario redefinir todo y rediseñar e implementar líneas enteras de empaquetado, acción que requiere tiempo y recursos, ya que el uso de materiales reciclables es siempre más caro que los embalajes tradicionales.

"Nos atrevimos a dar este paso el año pasado. Teniendo en cuenta nuestra amplia cartera de productos, la transformación de los procesos de empaquetado y los contenidos de todos nuestros teléfonos de sobremesa nos llevará unos dos años. En ese tiempo, los costes de esta conversión deberían reducirse al nivel habitual. Aunque se trata de un proceso largo, con ello esperamos ahorrar unas 1,5 toneladas de plástico al año", afirma Sagl.

Snom también ha optado recientemente por utilizar un material compuesto por fécula de patata para el relleno de sus cajas, y por utilizar materias primas recicladas para las nuevas familias de productos. En el caso de la serie Snom 8xx, por ejemplo, el 20% de las materias primas utilizadas para fabricar los productos serán recicladas.

Según Sagl, "aquí el proceso de conversión es aún más amplio, porque primero hay que identificar las materias primas reciclables adecuadas y adaptarlas eficientemente en la fábrica para cubrir los requisitos de nuestros teléfonos. Por ello, deben tener el mismo grado de resistencia, pero también de calidad, que los antiguos materiales utilizados".

El fabricante también contribuye a la protección del medio ambiente a través de otras iniciativas, tales como la plantación de 3.000 árboles diferentes en Sajonia-Anhalt, por parte del equipo de Snom de Berlín. "Todavía son pasos comparativamente pequeños, pero la conciencia está ahí, y el comienzo está hecho", concluye Gernot Sagl.