Snom cumple 25 años convertida ya en una compañía con presencia mundial

  • Al día

Snom aniversario

Si bien nació con el objetivo de desarrollar un innovador microscopio óptico, sus fundadores observaron enseguida la oportunidad del incipiente mercado de la telefonía IP, convirtiéndose en pionera del sector con el lanzamiento del Snom 100. Desde entonces, Snom ha alcanzado nuevas cotas, incluyendo el desarrollo de una perspectiva internacional.

Recomendados: 

Prioridades tecnológicas para los CIO en 2022 Webinar

Opera tu IT de forma inteligente y mirando al futuro: conoce OPTIC de Micro Focus Webinar

El ritmo del cambio en estos dos últimos años es evidente y vertiginoso para muchas empresas. Es el caso de la empresa Snom Technology GmbH, que celebra su 25 aniversario.

Esta empresa con sede en Berlín se proyectó primero en una dirección completamente diferente. Su fundador, Christian Stredicke, pretendía el desarrollo de un competitivo microscopio óptico de barrido de campo cercano (abreviado: "snom"), pero este objetivo fracasó a favor de la creciente fascinación de los fundadores por la telefonía IP.

Snom conservó su nombre a pesar de la reinterpretación del producto y, a partir de 1997, se convirtió en parte integrante de la comunidad para el desarrollo de SIP (Session Initiation Protocol) y del primer códec mundial para la transmisión de voz, todo ello en código abierto. Aunque esto no parecía económicamente viable, fue precisamente Snom la que, en 2001, presentó el primer teléfono IP del mundo disponible en el mercado, el Snom 100. Desde entonces, esta compañía pionera ha alcanzado nuevas cotas.

El verdadero éxito de la empresa comenzó en 2005/2006. Aunque la telefonía IP era considerada por muchos como algo inusual, lo cierto es que la tecnología y la comprensión de la VoIP se impusieron, y se inició el establecimiento de sucursales de la empresa en toda Europa y Estados Unidos y, por tanto, el desarrollo de una perspectiva internacional, que Snom mantiene hasta hoy. Como resultado de todo ello, se ha proseguido con muchos nuevos desarrollos, así como con la búsqueda continuada de innovaciones.

"Desde nuestro propio sistema telefónico (un fracaso), pasando por la conexión a sistemas de terceros para la gestión de edificios (muy exitosa como solución de nicho) hasta el desarrollo de teléfonos DECT-sobre-IP de alta calidad y basados en estándares abiertos (extremadamente exitosos), realmente hemos probado muchas cosas durante todo este tiempo", revela Heike Cantzler, Responsable de Marketing y Relaciones Públicas de Snom.

Ya en 2016, Snom pasó a formar parte del grupo VTech, uno de los mayores proveedores mundiales del sector DECT. También, en ese mismo año, Gernot Sagl fue nombrado director general, y, con él, se estableció la orientación estratégica adecuada para una compañía con presencia mundial, logrando, además, una colaboración fluida con la empresa matriz. "Si alguien en 2016 me hubiera dicho que seguiría dirigiendo felizmente el negocio de Snom en 2022, al menos lo habría cuestionado. Pero Snom es una empresa tan ágil y siempre orientada hacia lo nuevo", asegura Sagl.

En VTech, Snom se considera el especialista en el campo de la IP, por lo que tiene vía libre para el desarrollo y competencias suficientes. Por lo tanto, la demanda de auriculares y soluciones de conferencia, con la repentina tendencia de los lugares de trabajo híbridos, puede satisfacerse mucho más rápido de lo que una empresa de tamaño medio podría haber logrado en este tiempo. Al mismo tiempo, Snom cuenta con el apoyo para pensar e investigar en otras dimensiones.

"Sin embargo, el tamaño del grupo no nos impide ser Snom desde Berlín. La empresa que, junto con sus socios y clientes, explora las necesidades y deseos de la comunicación en el futuro y trata de aportar al mercado las soluciones ideales, a veces incluso personalizadas. Puede que esto no siempre nos permita ser rápidos, pero sí mucho más fiables, e incluso después de 25 años seguimos teniendo curiosidad por el futuro y por lo que este nos deparará", concluye Heike Cantzler.