El 48% de las empresas ya ha adoptado un enfoque de trabajo híbrido

  • Al día

Poly oficina

El trabajo híbrido se está convirtiendo en un componente cada vez más permanente en las políticas de gestión de las empresas. Para que el nuevo modelo funcione realmente con acierto, es necesario crear una igualdad de condiciones en las reuniones con independencia de la ubicación de los empleados, utilizando las herramientas y tecnologías adecuadas.

El trabajo híbrido ha llegado para quedarse, pero hay que superar importantes obstáculos antes de que las organizaciones puedan considerarlo un éxito. Así lo pone de manifiesto el estudio The Journey to Hybrid Working: Twelve Considerations, realizado por Poly y WORKTECH Academy, presentado en el marco de ISE 2022, que identifica las consideraciones clave que deberían tener en cuenta las empresas a la hora de abordar y gestionar sus modelos de trabajo híbrido.

Los entornos de trabajo híbridos requieren, entre otros aspectos, una inversión tecnológica adecuada para que los empleados tengan un sentido de pertenencia y propósito fuera de la oficina. De acuerdo con el informe, las empresas deberían equilibrar la cultura del siempre conectado y la sobrecarga de trabajo de los empleados, definiendo claramente las expectativas en torno a estas etiquetas en un momento en el que el tiempo y el lugar son cada vez más difusos. Asimismo, es preciso redibujar las reglas de la colaboración informal y formal para una fuerza laboral híbrida, para lo que las empresas precisan conocer a sus empleados para entender sus comportamientos y preferencias.

También es importante sopesar las ventajas de los enfoques estandarizados frente a los personalizados. En este sentido, las organizaciones deben encontrar un equilibrio entre el hecho de ser prescriptivas con el hecho de facilitar a los empleados elementos de elección y personalización de su forma de trabajar y colaborar. La igualdad de experiencias estará en el centro de las organizaciones inclusivas que permiten que todos se sientan partícipes independientemente de su ubicación y características individuales.

"Para que las organizaciones aprovechen las oportunidades que brinda el trabajo híbrido, primero deben entender los complejos escenarios del modelo y reconocer ciertas dicotomías inherentes. Nuestro primer informe con Poly expone algunos de los debates clave en torno al trabajo híbrido y marca una agenda para que los profesionales se preparen para afrontar un futuro flexible con la confianza necesaria", señala Jeremy Myerson, director de WORKTECH Academy.

Por su parte, John Goodwin, vicepresidente sénior de Asuntos Públicos de Poly, apunta que “el 48% de las empresas ya ha adoptado un enfoque híbrido. A su vez, un 37% de los directivos afirman estar preparados para el trabajo híbrido a corto plazo, si bien no han abordado su planificación para el largo plazo. La clave para hacerlo será comprender cómo aprovechar al máximo sus espacios, cuál es la mejor forma de trabajar de su personal y dónde invertir mejor su dinero en tecnologías que permitan una experiencia híbrida sin fisuras. Identificar los retos y las oportunidades del trabajo híbrido ahora, allanará el camino para que las empresas tracen estrategias de trabajo híbrido acertadas".