Siete tendencias tecnológicas que serán claves en la estrategia empresarial en 2023

  • Al día

tendencias tecnologia

Para lograr un impacto significativo en 2023, las organizaciones deben adoptar más iniciativas estratégicas de automatización o hiper-automatización en toda la empresa. Otros pilares fundamentales serán la composabilidad, las herramientas de low/no code, las estrategias de experiencia total, la ciberseguridad y la sostenibilidad.

  Recomendados....

» Comunicaciones unificadas en modo suscripción Guía
» Desarrollo de Apps móviles con low-code en industria y servicios de campo. 30Nov. Webinar 
» Administración Digital: progreso y vanguardia. 29-30 Nov. Foro

2023 estará marcado por la incertidumbre económica, lo que hará que las empresas prioricen el crecimiento eficiente y sostenible para superar las crecientes presiones operativas manteniendo y mejorando las experiencias de los clientes y los empleados. “A medida que las empresas se preparan para el año que viene deben reconocer que la utilización eficaz de las nuevas tecnologías es el único modo de garantizar el crecimiento en el entorno económico actual. Invertir en tecnologías rentables y centradas en los empleados y clientes será crítico para que las empresas puedan mantenerse ágiles y diferenciarse de la competencia”, afirma Matt McLarty, director de Tecnología de MuleSoft. Concretamente, MuleSoft, empresa integrada en Salesforce, ha identificado siete tendencias que marcarán la transformación digital en 2023:

1. Las inversiones en automatización aumentarán a medida que las empresas busquen impulsar un crecimiento eficiente, mejorar la productividad y generar ahorros de coste.

Para lograr un impacto significativo en 2023, las organizaciones deben adoptar más iniciativas estratégicas de automatización o hiper-automatización en toda la empresa. Muchas organizaciones ya lo están haciendo, y el 80% de las empresas afirma que la hiper-automatización está en su hoja de ruta tecnológica de los próximos 24 meses. Para alcanzar el potencial de estas iniciativas, la integración y la composibilidad son ingredientes esenciales para las estrategias digitales del próximo año.

2. La composabilidad, que permite a los equipos aumentar la eficiencia al permitirles re-utilizar las capacidades existentes para ser más ágiles, será un pilar fundamental de la estrategia empresarial para impulsar la innovación y la agilidad.

Combinando estrategias de composabilidad como el low/no code con tecnologías de hiper-automatización, las organizaciones pueden aliviar las restricciones de capacidad de entrega de TI e innovar a velocidad y escala para crear las experiencias conectadas y sin fisuras que sus clientes y usuarios anhelan.

3. Los usuarios menos tecnológicos utilizarán herramientas de low/no code y automatización para acelerar la transformación.

A medida que la demanda de transformación digital aumenta y la escasez de talento de TI se hace más notable, los equipos tecnológicos se ven cada vez más presionados. El 73% de los líderes de TI están de acuerdo en que la captación de talento nunca ha sido tan difícil. En 2023, las herramientas de low/no code se desplegarán entre los empleados para aliviar estas presiones, evitar los cuellos de botella de TI y acelerar la transformación. También veremos cómo más organizaciones crean equipos multidisciplinares que combinan expertos en negocio y tecnología, que, equipados con las herramientas adecuadas, pueden innovar con la supervisión del departamento de TI para mitigar cualquier riesgo cibernético o de cumplimiento. 

4. Las organizaciones invertirán en estrategias de experiencia total (TX) para impulsar una mayor fidelidad y defensa de los clientes y empleados.

En 2023, las organizaciones estarán más presionadas que nunca para ofrecer experiencias de cliente sin fisuras que impulsen el crecimiento, salvaguarden los ingresos y garanticen la fidelidad de los clientes. Asimismo, se darán cuenta cada vez más de que la experiencia de los empleados es igualmente crítica para su éxito, por lo que combinarán las iniciativas de experiencia del cliente (CX) y del empleado (EX) para aumentar los ingresos y retener el talento, de modo que puedan ofrecer resultados empresariales más ágiles y duraderos. Para ello, las organizaciones se centrarán en estrategias de integración y automatización diseñadas para conectar los sistemas y procesos que soportan las experiencias en toda la empresa.

5. Las empresas incrementarán la automatización inteligente de toma de decisiones basadas en datos.

Tomar decisiones basadas en datos es ya una prioridad para el 83% de las organizaciones. Sin embargo, los datos necesarios para generar inteligencia de negocio suelen estar encerrados en los silos empresariales, creando un obstáculo para la innovación. En 2023, veremos un aumento sustancial en la incorporación de análisis en tiempo real para ayudar a romper los silos empresariales y crear un tejido que proporcione datos automatizados, inteligentes y actualizados, reduciendo la toma de decisiones erróneas. Al integrar la analítica en tiempo real en la toma de decisiones, las organizaciones acelerarán la creación de valor y reducirán las oportunidades perdidas.

6. Las defensas de ciberseguridad se volverán más estratificadas e integradas.

Las inversiones en arquitecturas distribuidas y tecnologías edge crecerán aún más, introduciendo mayores riesgos de seguridad. Como respuesta, en 2023 habrá más organizaciones que adopten un enfoque de malla de ciberseguridad. Para tener éxito, las empresas necesitarán gestionar conexiones, APIs, composiciones y bots de automatización desde una única interfaz. Esto conducirá a una creciente adopción de plataformas diseñadas para funcionar en cualquier estructura o tipo de aplicación, ya residan en el centro de datos de un proveedor de nube pública, en un sistema local o en un dispositivo externo edge.

7. La sostenibilidad impulsará las inversiones continuas en TI.

Para impulsar la sostenibilidad en sus propias operaciones, las organizaciones buscarán cada vez más aprovechar los conocimientos basados en datos y mejorar la integración en las cadenas de suministro.