Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

8 de cada 10 empresas tiene en marcha una estrategia multi-cloud

  • Cloud

cloud provider

Aquellas empresas que ignoren el potencial del multi-cloud van a encontrarse con importantes dificultades en los próximos cinco años. Con una estrategia de múltiples nubes, las empresas pueden asignar cargas de trabajo a las nubes públicas que sean más adecuadas para determinadas tareas específicas, alcanzando la velocidad, agilidad y seguridad necesarias.

F5 Networks ha dado a conocer los resultados de un informe de Foresight Factory que analiza cómo está siendo la aproximación de las organizaciones de EMEA a los entornos de múltiples nubes. Pues bien, de acuerdo con el informe Future of Multi-Cloud, el 81% de las empresas afirma tener en marcha una estrategia multi-cloud.

"El entorno con múltiples nubes es un cambio de juego tanto para las empresas como para los consumidores. Allanará el camino para una innovación sin precedentes, llevando a los arquitectos cloud y profesionales de áreas como DevOps, NetOps y SecOps a trabajar juntos para convertirse en pioneros en servicios de transformación que las infraestructuras tradicionales de hoy en día, simplemente, no pueden ofrecer. Las perspectivas para los próximos cinco años son brillantes y llenas de potencial", afirma Josh McBain, director de Consultoría de Foresight Factory.

Existe un consenso generalizado a la hora de defender la idea de que aquellas organizaciones que retrasen la adopción de un entorno multi-cloud serán cada vez más irrelevantes. Como señala Vincent Lavergne, vicepresidente regional de Ingeniería de Sistemas en F5 Networks, “las empresas se están jugando mucho, y aquellas que ignoren el potencial del multi-cloud van a encontrarse con importantes dificultades en los próximos cinco años".

El informe señala que para las compañías cada vez será menos importante el factor coste a la hora de iniciar la transición, a medida que los proveedores de servicios cloud sigan proponiendo más casos de uso interesantes. Por otra parte, tecnologías como la inteligencia artificial (AI) y el aprendizaje automático ocuparán un papel fundamental a la hora de impulsar niveles más altos de automatización, dejando obsoletas las barreras existentes en la actualidad con respecto a la nube múltiple.

Con una estrategia multi-cloud, las empresas pueden asignar cargas de trabajo a las nubes públicas que sean más adecuadas para determinadas tareas específicas, alcanzando la velocidad, agilidad y seguridad necesarias. Si se aprovechan con inteligencia, las oportunidades que brinda la nube múltiple se reflejarán en los resultados y en la confianza del cliente a través de la excelencia del servicio.

Eso sí, si las arquitecturas multi-cloud no se gestionan adecuadamente, todo lo relacionado con la seguridad de las aplicaciones resultará cada vez algo más complejo. La implementación de un ecosistema robusto que integre soluciones cloud y de seguridad ayudará a crear servicios de TI end-to-end que brinden un mayor contexto, control y visibilidad sobre el panorama de amenazas.