Para 2025 el 51% del gasto en TI empresarial se habrá desplazado a la nube pública

  • Cloud

KIO nube

En 2022, las ofertas tradicionales constituirán el 58,7% de los ingresos direccionables, pero el crecimiento en los mercados tradicionales será mucho menor que en la nube. Para este año, más de 1,3 billones de dólares en gastos de TI empresariales están en juego debido al cambio a la nube, creciendo a casi 1,8 billones en 2025, según Gartner.

Recomendados: 

MTWO 6D BIM Construction Cloud Platform: construye con mayor productividad y menor huella de carbono Leer

MTWO Complete Construction Cloud: la plataforma cloud de gestión de proyectos y empresas de construcción Leer

El gasto de TI empresarial en computación en la nube pública, dentro de los segmentos de mercado direccionables, superará el gasto en TI tradicional en 2025. Así lo indica la investigación de Gartner "el cambio en la nube", que incluye a aquellas categorías de TI empresarial que pueden hacer la transición a la nube, dentro de los mercados de software de aplicaciones, software de infraestructura, servicios de procesos de negocio e infraestructura de sistemas. Para 2025, el 51% del gasto en TI en estas cuatro categorías se habrá desplazado de las soluciones tradicionales a la nube pública, en comparación con el 41% en 2022. Casi dos tercios (65,9%) del gasto en software de aplicaciones se dirigirá a las tecnologías cloud en 2025, frente al 57,7% en 2022.

"El cambio a la nube se ha acelerado en los últimos dos años debido al COVID-19, a medida que las organizaciones respondieron a una nueva dinámica empresarial y social", señala Michael Warrilow, vicepresidente de investigación de Gartner. "Los proveedores de tecnología y servicios que no se adapten al ritmo del cambio de la nube se enfrentan a un riesgo cada vez mayor de volverse obsoletos o, en el mejor de los casos, ser relegados a mercados de bajo crecimiento".

En 2022, las ofertas tradicionales constituirán el 58,7% de los ingresos direccionables, pero el crecimiento en los mercados tradicionales será mucho menor que en la nube. La demanda de capacidades de integración, procesos de trabajo ágiles y arquitectura componible impulsará el cambio continuo a la nube, a medida que las iniciativas de transformación digital y modernización a largo plazo se adelanten a 2022.

En 2022, más de 1,3 billones de dólares en gastos de TI empresariales están en juego debido al cambio a la nube, creciendo a casi 1,8 billones en 2025, según Gartner. La continua disrupción de los mercados de TI por parte de la nube se verá amplificada por la introducción de nuevas tecnologías, incluida la nube distribuida. Muchos desdibujarán aún más las líneas entre las ofertas tradicionales y las de la nube.

La adopción empresarial de la nube distribuida tiene el potencial de acelerar aún más el cambio de la nube porque lleva los servicios de nube pública a dominios que han sido principalmente no cloud, expandiendo el mercado direccionable. Las organizaciones lo están evaluando debido a su capacidad para cumplir con los requisitos específicos de la ubicación, como la soberanía de los datos, la baja latencia y el ancho de banda de la red.

Para capitalizar el cambio a la nube, Gartner recomienda que los proveedores de tecnología y servicios se dirijan a los segmentos donde el cambio se está produciendo de manera más agresiva, además de buscar nuevas oportunidades cloud de alto crecimiento. Por ejemplo, los segmentos relacionados con la infraestructura tienen un nivel más bajo de penetración en la nube y se espera que crezcan más rápido que los segmentos como las aplicaciones empresariales. Los proveedores también deben dirigirse a personas específicas, perfiles de adopción y casos de uso con iniciativas de comercialización.