Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Canalys analiza qué le espera al canal de distribución en 2025

  • Distribución

bola cristal futuro

¿Qué podemos esperar para 2025? Según Canalys, para esa fecha está previsto que IoT y la 'inteligent edge' habrán transformado múltiples industrias, la automatización impulsada por la IA estará a la orden del día, y el canal habrá completado o avanzado en su transformación.

En su análisis sobre el futuro del canal tecnológico, Canalys augura que 2025 será un año clave. Para entonces, el canal habrá avanzado o completado su transformación, la adopción de los modelos de negocio por suscripción se habrá generalizado, y la ciberseguridad y el cambio climático serán temas candentes. A nivel de tecnología, IoT y la ‘inteligent edge’ habrán transformado múltiples industrias y la automatización impulsada por la IA estará a la orden del día.

En lo que respecta a la ciberseguridad, Canalys augura una ‘guerra fría’, en la que habrá una división en occidente, entre la Unión Europea y Estados Unidos, y entre la Unión Europea y Reino Unido, debido al Brexit; frente a una cada vez más fuerte y estable oriente, con Rusia, Corea del Norte y China marcando la agenda de la ciberseguridad.

En cuanto a Amazon, su alcance no parará de crecer. En este sentido Canalys prevé que la compañía experimentará una subida media anual del 16% hasta el año 2025, pasando de unos ingresos de 178.000 millones de dólares, a superar los 500.000 millones de dólares. La compañía se apoyará para ello en su negocio Prime, apostando por la retención de clientes, la entregas por drones y los vehículos autónomos; AWS, mediante AWS Marketplace y la expansión de su canal indirecto; y Amazon Business, que será la división con el crecimiento más rápido.

Los clientes entrarán en una nueva fase de madurez digital. Las prioridades del negocio serán la innovación digital continua, la diferenciación, la verticalización y el desarrollo de software y servicios en torno a IoT y Edge, aplicaciones digitales, multicloud y TI híbrida, seguridad, puesto de trabajo de próxima generación y tecnologías definidas por software. Por su parte, el CIO demandará soluciones que le proporcionen mayor control y eficiencia, estandarización, capacidades de autoservicio, automatización de procesos, y una menor complejidad. Frente a ello, los modelos de entrega del partner se ajustarán para proporcionar TI como servicio (ITaaS), mayor capacidad de elección y flexibilidad, y ganar presencia en mercados digitales.

La experiencia del cliente será un indicador clave del rendimiento en 2025. Para lograr la retención del cliente y la renovación de las suscripciones será necesario reforzar la capacidad preventa, y mantener el ciclo de vida del cliente, a través de una relación continua, un conocimiento exhaustivo de las necesidades del negocio y una apuesta por ofrecer un valor añadido.

Todo lo anterior sentará las bases de una nueva era de la distribución TI. Los mayoristas deberán evolucionar para hacer frente a retos como la caída de márgenes, la diversificación de los modelos de partners, la entrada de nuevos competidores y el coste de la nube. Por otra parte, tienen ante sí nuevas oportunidades, como la llegada de nuevos fabricantes, clientes y partners, la creciente complejidad tecnológica, y el consumo de ITaaS. Esto afectará tanto a los mayoristas globales como a los mayoristas especialistas y a los agregadores.