Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

2019 será el año del despegue del móvil como método de pago

  • Distribución

smartphone pago movil

Aunque la tarjeta es el método de pago habitual en el 72,5% de las compras, el 15% de los clientes usan ya el teléfono para pagar sus compras, la mitad de ellos con aplicaciones tipo wallet de su propio banco. La multicanalidad, que todavía alcanza al 36% de los comercios, será uno de los retos de las tendencias de pago de 2019.

Hasta hace bien poco, los españoles nos resistíamos a pagarlo todo con las tarjetas, pero ya son el método de pago más utilizado en España. Como señala el Estudio El Futuro de los Pagos 2019 de Universal Pay, la tarjeta es el método de pago habitual en el 72,5% de las compras diarias, superando al pago en efectivo, presente en el 65,9% de las compras que hacemos cada día.

La tarjeta ocupa a prácticamente todas las generaciones, desde los 25 hasta los 65 años, si bien tan solo los menores de 25 se resisten al uso mayoritario de las tarjetas en su vida diaria. Uno de los factores que explica esta generalización de la tarjeta la expansión de los llamados negocios verticales frente a los tradicionales, siendo las tiendas de tecnología, los grandes almacenes, los supermercados y las tiendas de ropa, los lugares preferidos para pagar con tarjeta.

La tarjeta no es más que la punta de lanza de esta revolución en los pagos. 2019 será el año del despegue definitivo del móvil como método de pago gracias a su versatilidad con los diferentes canales, además del bajo coste del móvil y la experiencia de pago más amable que ofrece entre cliente y comercio. De hecho, el 15% de los clientes usan ya el teléfono para pagar sus compras, la mitad de ellos con aplicaciones tipo wallet de su propio banco.

La llegada del pago móvil trae consigo avances técnicos que repercuten en la operativa de los comercios, como es la integración de los canales offline y online en los cobros y en la contabilidad, una multicanalidad que todavía alcanza al 36% de los comercios y cuyo crecimiento será uno de los retos de las tendencias de pago de 2019.