Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El fin del soporte a Windows 7 acelera la demanda empresarial de PCs en EMEA

  • En cifras

ordenador, portatil, pc

En el segmento de consumo, el elevado inventario después de una temporada navideña relativamente débil continuará restringiendo las ventas durante la primera mitad de 2019. Por lo que respecta al segmento corporativo, la demanda de PCs se mantendrá fuerte a lo largo del año impulsada por los ciclos de reemplazo.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Las ventas de PCs tradicionales en EMEA, incluyendo equipos de sobremesa, portátiles y estaciones de trabajo, alcanzarán 71,3 millones de unidades en 2019, lo que representa una disminución anual del 0,4%. La demanda empresarial se mantendrá fuerte a lo largo de 2019, impulsada por los ciclos de renovación en todo el mercado, pero no será suficiente para compensar las fuertes caídas en el mercado de consumo.

Las restricciones de suministro de CPU de gama baja tendrán un efecto moderado en el volumen de ventas en la primera mitad del año, afectando principalmente al stock disponible para satisfacer la demanda de la temporada de la vuelta al cole. Sin embargo, el segmento corporativo experimentará un crecimiento considerable a lo largo de 2019, ya que el fin del soporte a Windows 7 generará importantes ciclos de renovación en los sectores público y privado.

Los portátiles delgados, ligeros y convertibles continuarán experimentando el mayor crecimiento, a medida que las organizaciones priorizan los formatos ultraportátiles para satisfacer la demanda de su creciente fuerza de trabajo móvil. A pesar del creciente cambio de paradigma hacia la movilidad, los dispositivos estacionarios aún tendrán una fuerte presencia en el entorno empresarial, ya que los beneficios de seguridad que brindan los hacen esenciales en ciertos verticales, mientras que la mayor transición hacia formatos más compactos continúa revitalizando el mercado de PCs de sobremesa en general. A medida que nos acercamos al final de los largos ciclos de vida de los PC de sobremesa, se pueden esperar renovaciones aceleradas a lo largo de 2019.

"A pesar de la falta de suministro de CPU y las incertidumbres políticas, el mercado de PCs de Europa occidental ha demostrado ser resistente en el primer trimestre", señala Malini Paul, director de investigación de IDC Western European Personal Computing Devices. "Se espera que el mercado gane más estabilidad en los próximos trimestres, gracias a la fuerte demanda de las empresas medianas y grandes hasta finales de 2019, a medida que se aproxima el final de la vida útil de Windows 7 en enero de 2020".

En el segmento de consumo, el elevado inventario después de una temporada navideña relativamente débil continuará restringiendo las ventas durante la primera mitad de 2019. Sin embargo, la actividad promocional para liquidar las existencias, así como las caídas de precios de ciertos componentes, mejorarán las ventas en la segunda mitad del año. La ampliación de los ciclos de vida de los dispositivos derivados del cambio en los hábitos de compra de los consumidores da como resultado una perspectiva negativa para el mercado de consumo. Sin embargo, los formatos premium, finos y ligeros, y los equipos para gaming seguirán estimulando las ventas. Además, los futuros lanzamientos de modelos con nuevos formatos innovadores provocarán la intriga de los consumidores y posiblemente generarán un crecimiento sólido en 2020.