Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de monitores europeo registra una nueva subida del 11%

  • En cifras

oficina monitores

Los distribuidores en Europa Occidental están empezando a ver a los consumidores cambiar hacia modelos convencionales, que cuestan entre 100 y 200 euros, y más ventas de dispositivos de gama alta para empresas. El creciente interés en monitores premium con un mayor tamaño de pantalla ayudará a aumentar los ingresos.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

De acuerdo con los últimos datos de distribución publicados por Context, las ventas de monitores de sobremesa crecieron más de un 11% anual en abril de 2019, impulsadas por la demanda de modelos de consumo y profesionales de gama alta.

Después de aumentar las ventas de monitores de consumo premium en el cuarto trimestre de 2018 y el primer trimestre de 2019, y el fuerte impulso de los monitores para empresas de gama baja, los distribuidores en Europa Occidental están comenzando a ver que los consumidores regresan a los modelos convencionales, que cuestan entre 100 y 200 euros, y un aumento de ventas de dispositivos de gama alta (por encima de 350 euros) para empresas.

Las ventas de monitores premium para empresas se han acelerado gracias al creciente interés en modelos con pantallas de 31,5 pulgadas y superiores. De hecho, las ventas de modelos de 34 pulgadas o más se han más que duplicado. Sin embargo, más del 30% de los monitores más caros vendidos son de 27 pulgadas. Un número creciente de modelos de 49 pulgadas ha ayudado a atraer la atención de los clientes hacia una nueva generación de pantallas grandes y, como resultado, han impulsado las ventas de monitores profesionales premium. Los precios de venta medios también han seguido disminuyendo, con los precios de los monitores de 34 pulgadas cayendo más del 12% en abril hasta los 516 euros.

En cuanto a los monitores dirigidos a los consumidores, el aumento de las ventas y los ingresos se han generado por la demanda de modelos con las especificaciones necesarias para gaming o el trabajo creativo, así como por las altas tasas de actualización. Si bien el tamaño de pantalla dominante para los monitores de consumo tradicionales sigue siendo de 21,5 pulgadas, las ventas están disminuyendo a medida que aumenta el interés en los monitores de 23,8 y 27 pulgadas; las ventas de estos aumentaron en más del 30% en abril. La caída de precios de grandes monitores de 31,5 pulgadas impulsó un crecimiento interanual del 54% en las ventas, especialmente de aquellos con tiempos de respuesta cortos de 1 ms y altas tasas de actualización (> 100 Hz).

Otro mes sólido para los monitores de consumo y empresas sugiere que esta categoría se mantendrá relativamente fuerte en la distribución a lo largo de 2019: el creciente interés en los monitores premium con un gran tamaño de pantalla debería compensar la disminución de los precios de venta y ayudar a mantener los ingresos altos.