El 20% de los hogares españoles tendrá un dispositivo conectado en 2024

  • En cifras

IoT seguridad hogar

Este crecimiento se verá reflejado especialmente en el sector de la seguridad en el hogar. Las ventas de dispositivos inteligentes destinados a proteger los accesos, asegurar puertas y ventanas y vigilar el entorno crecerán un 67% para situarse en 241 millones en 2024. Medio millón de casas cuentan ya con una solución de seguridad inteligente.

Los dispositivos inteligentes domésticos son ya una realidad para muchos, y el futuro en las casas de una mayoría de personas. Se calcula que el mercado global de dispositivos para el hogar conectado tendrá un valor de más de 80.000 millones de euros para este 2020, y tendrá un crecimiento anual del 22,3% hasta alcanzar los 140.000 millones en 2024.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Uno de los principales impulsores del crecimiento de la industria del hogar inteligente son los asistentes inteligentes. Los altavoces inteligentes de Google, Apple y Amazon permiten controlar un gran número de dispositivos que seguirá aumentando, una conectividad que es un requisito principal de los usuarios en la actualidad.

España se presenta como uno de los mercados más importantes para los dispositivos de hogar conectado. Se espera que para 2024, el 20% de los hogares españoles tengan por lo menos un dispositivo conectado. Esto implica un crecimiento del 300% respecto a las cifras de 2018 y un mercado de más de 1.000 millones dentro de tres años.

Este crecimiento se verá reflejado especialmente en el sector de la seguridad en el hogar. Las ventas de dispositivos inteligentes destinados a proteger los accesos, asegurar puertas y ventanas y vigilar el entorno crecerán un 67% para situarse en 241 millones en 2024. Actualmente, medio millón de casas cuentan con una solución de seguridad inteligente, mientras que en 2024 esta cifra se triplicará hasta 1,5 millones.

Uno de los mayores retos para los dispositivos de hogar conectado en España es el formato de las viviendas. Un 66% de los españoles viven en pisos, a diferencia de la tendencia en Europa, donde la cifra es del 43%. Para dispositivos de seguridad en ventanas, cámaras o cerraduras inteligentes, esto podría ser un impedimento.