Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 75% de las compañías reducirá sus ingresos si no se transforma digitalmente

  • En cifras

API

Existen importantes desafíos de integración para el 85% de las organizaciones, lo que retrasa la transformación digital. De las casi 900 aplicaciones utilizadas por la empresa media, sólo el 28% están integradas. Las organizaciones están aprovechando cada vez más las API como elementos básicos para racionalizar la integración.

La transformación digital se ha convertido en una obligación estratégica para las empresas a nivel global, ya que el 92% están llevando a cabo iniciativas o planeando hacerlo en el próximo año. Así lo indica el Informe 2020 Connectivity Benchmark Report de MuleSoft, que pone de manifiesto la existencia de importantes desafíos de integración para el 85% de las organizaciones, lo que retrasa la transformación digital y tiene un impacto negativo en sus ingresos, la velocidad de respuesta al mercado y las experiencias que ofrecen a los clientes.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Las empresas están bajo una creciente presión para transformarse digitalmente, y tienen un gran motivo: tres de cada cuatro esperan una disminución de los ingresos si no lo hacen en el próximo año. También están luchando por superar un obstáculo común: de las casi 900 aplicaciones utilizadas por la empresa media, sólo el 28% están integradas, lo que impide una visión única del cliente. Como resultado, más de la mitad de los negocios no pueden proporcionar experiencias conectadas a sus clientes.

"Los CIOs están en una posición única para liderar la transformación digital de su organización", según Simon Parmett, CEO de MuleSoft. "Con un enfoque API, el CIO puede cambiar el ritmo de su empresa y emerger como administrador de una empresa para democratizar el acceso a los activos existentes y a las nuevas capacidades".

Las organizaciones están aprovechando cada vez más las API como elementos básicos para racionalizar la integración y, al mismo tiempo, apoyar la reutilización y el autoservicio en toda la empresa. De hecho, el 80% de las empresas utilizan actualmente API públicas o privadas. Sin embargo, sólo 12% de las organizaciones cumplen con una estrategia de integración de las API para todos los proyectos. Más de la mitad (54%) implementan las API proyecto por proyecto o utilizan una estrategia que está aislada dentro de ciertas partes de la empresa.

El 42% de los activos y componentes de software internos (por ejemplo, código, API, plantillas de mejores prácticas) están disponibles para que los desarrolladores los reutilicen. El 80% de las organizaciones tampoco tienen una forma completamente eficaz de compartir las API o las integraciones. Aparte de las TI, los tres principales roles empresariales con necesidades de integración incluyen a los analistas de negocios (40%), los científicos de datos (38%) y atención al cliente (38%).

Al establecer estrategias API que promueven el autoservicio y la reutilización, las empresas se colocan en una posición mucho mejor para innovar a gran velocidad, aumentar la productividad y abrir nuevas fuentes de ingresos. El 52% de las organizaciones expresan que la tecnología ha generado mayor valor comercial al construir integraciones reutilizables que ahorran tiempo y dinero en proyectos futuros. Entre las organizaciones que aprovechan las APIs, el 52% las usa como parte del proceso de desarrollo de nuevos proyectos y para construir integraciones. Sin embargo, menos de la mitad (46%) dice que sus APIs son reutilizables.

Las organizaciones que usan las API se benefician de mejoras operativas como una mayor productividad (54%), mayor innovación (47%) y una mayor agilidad entre equipos para TI de autoservicio (46%). De media, el 31% de la facturación de las empresas se genera mediante API o implementaciones relacionadas con API.