Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

IDC reduce a la mitad sus previsiones de gasto TIC en Europa Occidental

  • En cifras

mercado coronavirus

Los mercados de hardware sufrirán debido a las medidas de restricción que obstaculizan la oferta y la producción y a la reducción de la demanda, mientras que los servicios de TI sufrirán por el aplazamiento de proyectos pendientes y la ralentización de los proyectos en marcha. Los impactos en los mercados de software y telecomunicaciones son menos evidentes.

El brote de coronavirus en los países europeos y las medidas de contención necesarias implementadas por los gobiernos afectarán sustancialmente a los mercados de TIC europeos, acelerando el impacto que ya se siente por los shocks en Asia. En este escenario, IDC espera ver una desaceleración significativa en el gasto en tecnología en 2020 en las organizaciones europeas, y se espera que las tasas de crecimiento del gasto regional en TIC para se reduzcan a la mitad, del 2,8% al 1,4%, en comparación con el pronóstico de diciembre de 2019, a medida que la crisis se filtra en prácticamente todas las economías europeas.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

"Los vendedores y compradores europeos de tecnología se están adaptando rápidamente a la disrupción y a las condiciones de mercado extremadamente cambiantes", apunta Thomas Meyer, director general e investigación de GVP en IDC Europa. "Para ayudar a los proveedores y compradores de tecnología con su planificación de inversiones comerciales y tecnológicas a corto plazo, hemos desarrollado dos escenarios para Europa: uno probable en el que el alcance del coronavirus estará ampliamente contenido en las próximas semanas, y uno pesimista que considera un efecto 'dominó' menos controlado a escala global", apunta Philip Carter, analista jefe de IDC Europe.

En el escenario más probable de IDC, el gasto europeo en TIC crecerá un 1,4% en términos de moneda constante este año. Esta perspectiva está conformada principalmente por menores expectativas en los mercados de hardware y servicios. Los mercados de hardware sufrirán debido a las medidas de restricción que obstaculizan la oferta y la producción y a una reducción general de la demanda, mientras que el impacto en la industria de servicios de TI será el resultado de que las empresas pospongan decisiones sobre proyectos pendientes y ralenticen la ejecución de proyectos en la fase de entrega.

Los impactos en los mercados de software y telecomunicaciones son menos evidentes y se espera que algunos factores positivos anulen en gran medida la recesión natural. Si bien la disminución en el gasto de hardware también tendrá un impacto negativo en el mercado del software, las dificultades provocadas por COVID-19 en todas las industrias afectarán las conexiones de telecomunicaciones. Al mismo tiempo, la creciente necesidad de colaboración remota impulsará la demanda de servicios de telecomunicaciones y generará nuevas oportunidades en las áreas de aplicaciones y plataformas colaborativas, así como un aumento en las tecnologías de seguridad que las habiliten.

En el escenario más pesimista, IDC espera que el gasto europeo en TIC caiga a un crecimiento casi plano del 0,2% en 2020, con todos los dominios tecnológicos, salvo el software, mostrando tendencias negativas durante la parte restante del año. Una serie de efectos dominó, incluidos los cambios en el precio del petróleo, la depreciación de la moneda, la incapacidad de los gobiernos para realizar pagos a tiempo, los retrasos en las cadenas de suministro y los despidos en los sectores público y privado, conducirían a un impacto mucho más dramático en las TIC en general.