Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Sólo el 6% de los directores de TI piensa en los usuarios al invertir en tecnología

  • En cifras

Tecnología_innovación

Es comprensible que las compañías quieran adoptar cuanto antes tecnologías transformadoras, pero su verdadero potencial no se aprovecha si la adopción se basa únicamente en objetivos empresariales. El 47% de los directores de TI reconocen que los usuarios tienen dificultades para adoptar nuevos programas informáticos.

Las organizaciones sitúan los objetivos empresariales y de los accionistas por delante de las necesidades de los empleados a la hora de adoptar nuevas tecnologías. Así lo pone de manifiesto una encuesta de Lenovo, realizada a mil directores de TI en toda la región EMEA, que señala que solo el 6% considera a los usuarios como su principal prioridad a la hora de realizar inversiones en tecnología.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

El 52% de los directores de TI son optimistas sobre la capacidad de las tecnologías emergentes para brindar una mayor productividad. Sin embargo, dado que el 21% de los usuarios afirma que las nuevas tecnologías han ralentizado los procesos, es imperativo que las empresas adopten la tecnología adecuada en el momento oportuno. También es de vital importancia que las compañías tengan en cuenta a todos los miembros de la organización, desde los que las utilizan a diario, hasta los equipos de TI que las implantan, pasando por los miembros del Consejo.

Es comprensible que las compañías quieran adoptar cuanto antes tecnologías transformadoras, como la Inteligencia Artificial y el Internet de las cosas, pero su verdadero potencial no se aprovecha en absoluto si la adopción se basa únicamente en objetivos empresariales.  Cuando las empresas implantan nuevas tecnologías sin tener en cuenta el impacto humano, muchos empleados se ven abrumados por la complejidad y el ritmo del cambio. El 47% de los directores de TI han manifestado que los usuarios tienen dificultades para adoptar nuevos programas informáticos.

Si bien la tecnología implantada con éxito debería facilitar que tanto empleados como empresas realicen notables logros, una estrategia deficiente puede hacer que la tecnología se convierta en un inhibidor, al poner obstáculos a los usuarios. Según el estudio, el 48% de los encuestados reveló un resultado negativo cuando las implantaciones de tecnología han inhibido activamente la capacidad de funcionamiento de sus equipos.

En este momento, las organizaciones están reevaluando cómo operar para abrirse camino en la nueva normalidad. Ser una empresa responsable debe ser ahora una prioridad, situando el impacto humano al mismo nivel que la consecución de los objetivos empresariales. Dado que el 62% de los directores de TI declaran que sus decisiones de inversión se basan totalmente en cuestiones empresariales, será necesario un cambio de mentalidad fundamental en muchas compañías.

“Privadas del uso de sus espacios de oficina, estamos viendo a las compañías hacer más hincapié en el bienestar de sus empleados, y es alentador comprobar este cambio de prioridades en lugar de centrarlo todo en los beneficios. No obstante, el estudio muestra que esto es solo el comienzo. Si se produce un profundo cambio de mentalidad en el sector, con un enfoque a la adopción de TI en el que las personas sean lo primero, asistiremos a un cambio positivo tanto para las organizaciones como para la sociedad en general. Empleados más felices, mayor productividad y un ritmo más rápido de innovación: estas son las ventajas de situar a las personas en el epicentro de las decisiones de TI”, afirma Giovanni Di Filippo, presidente del Grupo de Centros de Datos de Lenovo para la región EMEA.