El mercado de bienes tecnológicos de consumo finalizará 2021 con fuerza

  • En cifras

PC Tienda Compradores

GfK pronostica un valor de mercado estimado de 1,4 billones de dólares para 2021, lo que representaría un crecimiento del 12%. En la recta final de año, como los consumidores temen retrasos en el envío y escasez de inventario, muchos están haciendo sus compras con anticipación, por lo que los minoristas también están adelantando sus ofertas.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento

Customer Experience: Territorio Digital Leer

El año pasado, el Black Friday tuvo lugar influenciado por la pandemia, lo que hizo que el 53% de las ventas de esa semana se realizaran online, superando las compras físicas por primera vez en la historia. En 2021, tanto los consumidores como los minoristas necesitaban reenfocarse, pero a pesar de los numerosos obstáculos, GfK pronostica un resultado final positivo en general para el mercado de bienes tecnológicos de consumo en 2021.

Después de un turbulento 2020, la economía mundial está en camino de volver a los niveles previos a la pandemia. Sin embargo, esto no se reflejará en las ventas, porque los bienes tecnológicos de consumo, que son los más populares en el Black Friday, vuelven a competir con sectores como los viajes o la moda este año. Esto se ve agravado por la inestabilidad actual de las cadenas de suministro y la evolución inusual de los precios resultante que se transmite al consumidor final. Pero, independientemente de todos estos obstáculos, GfK pronostica un año 2021 prometedor para el mercado de bienes tecnológicos de consumo en general, con un valor de mercado estimado de 1,4 billones de dólares, lo que representaría un crecimiento del 12% en comparación con el año anterior.

Sin duda, los consumidores finales están esperando ofertas atractivas durante la semana del Black Friday debido al aumento de la inflación y los precios más altos. Sin embargo, para los minoristas, el mayor descuento no siempre trae el mayor éxito de ventas, porque con una demanda que supera la oferta, especialmente en las categorías de productos más buscados, incluso un incentivo menor para comprar que antes de la pandemia es suficiente.

"Como los consumidores temen retrasos en el envío y escasez de inventario, muchos están haciendo sus compras con anticipación. Esto significa que los minoristas también están adelantando sus ofertas cada vez más", explica Norbert Herzog, experto de GfK en bienes tecnológicos de consumo. "Por lo tanto, esperamos que el Black Friday se extienda cada vez más hasta principios de noviembre, incluso más que en los últimos años".

Este año, la demanda de bienes tecnológicos de consumo en el cuarto trimestre también estará determinada por los nuevos patrones de comportamiento de los consumidores relacionados con la pandemia, por ejemplo, el hecho de que su propio hogar se ha convertido en el nuevo centro de sus vidas. Si bien el primer año de la pandemia se caracterizó por compras básicas como portátiles o monitores, los consumidores ahora están agregando productos más sofisticados a su entorno de oficina en casa. De enero a septiembre de 2021, el sector IT (portátiles, tablets, ordenadores, impresoras, etc.) ha registrado un crecimiento interanual del 21%. Esto se debe a que se espera que el aprendizaje y el trabajo desde casa persistan más allá de la pandemia y, por lo tanto, tengan un impacto masivo en la demanda de los consumidores en el cuarto trimestre.

Si bien los equipos de TI y de oficina dominaron el mercado en 2020, los productos de telecomunicaciones también se recuperarán este año. Las ventas en este sector crecieron un 20% a nivel mundial de enero a septiembre de 2021, impulsadas por los wearables (que crecieron un 50%), los smartphones (19%) y los auriculares (29%). Con la expansión de la infraestructura 5G y las nuevas generaciones de smartphones, por ejemplo, los terminales plegables, se crea un incentivo para nuevas compras.

Como era de esperar, el retail online fue el gran ganador de la pandemia, con un crecimiento interanual del 35% en 2020. Sin embargo, las ventas en tiendas físicas están teniendo lugar de nuevo a una escala significativa. El enfoque omnicanal combinado con una experiencia de solo ventas puras será la clave del éxito para los minoristas durante la temporada promocional de este año. "Los minoristas que puedan combinar los beneficios de los diferentes canales de la manera más atractiva y flexible ganarán", señala Herzog.