La escasez de chipsets empieza a afectar al suministro de smartphones premium

  • En cifras

Smartphones 3

Pese a que las ventas de smartphones cayeron un 6% en el tercer trimestre, Apple registró un fuerte repunte ayudado por el lanzamiento del iPhone 13. La situación de Android fue menos optimista, con un descenso de ventas del 9%. Samsung fue una vez más el proveedor líder, con una participación del 21%.

Recomendados: 

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

La interconexión omnipresente Leer

La escasez global de chipsets hizo que las ventas de smartphones cayeran un 6% en el tercer trimestre de 2021. Samsung fue una vez más el proveedor líder, suministrando 69,4 millones de unidades para una participación del 21%, mientras que Apple volvió a ocupar el segundo lugar con el lanzamiento del iPhone 13, vendiendo 49,2 millones de smartphones y creciendo un 14%. Xiaomi ocupó el tercer lugar, con 44 millones de unidades vendidas y una participación del 14%, seguido de OPPO y vivo, que ocuparon el cuarto y quinto lugar, con 36,7 millones y 34,2 millones de unidades vendidas, respectivamente.

"El iPhone 13 tuvo un fuerte comienzo", explica el analista de investigación de Canalys, Le Xuan Chiew. "Los pedidos anticipados fueron altos y, a diferencia del año pasado, Apple pudo usar todo el poder de sus tiendas minoristas para impulsar las ventas. Para los clientes con un iPhone de dos o tres años, los dispositivos han demostrado ser una actualización convincente, con mejores cámaras y mayor duración de la batería y, por supuesto, 5G. Pero el rendimiento de Apple va mucho más allá del iPhone 13. Por ejemplo, mantuvo el impulso del iPhone 12 con descuentos al por mayor. Está progresando rápidamente con nuevas iniciativas de canal B2B en todo el mundo, y continúa ganándose el favor de los operadores de red, ayudando a impulsar sus bases de usuarios hacia 5G y priorizando los iPhones en sus carteras. Está afrontando algunas presiones de suministro y ha suavizado su objetivo de producción de iPhones para el cuarto trimestre de 2021, pero Apple es una potencia de abastecimiento, sus dispositivos de gama alta lo hacen menos expuesto que muchos competidores, y apuntará al puesto número uno el próximo trimestre".

"La situación de Android fue menos optimista, con un descenso de ventas del 9%", señala el analista principal de Canalys, Ben Stanton. "Pero las fortunas de los fabricantes fueron mixtas. Samsung nuevamente tuvo problemas con el suministro de sus dispositivos de la serie Galaxy A. Xiaomi también vio que la demanda superó la oferta, pero esto se debió en parte a un desempeño exitoso en el trimestre anterior, que agotó el stock disponible. En contraste, OPPO y vivo tuvieron un repunte. Y algunos otros grandes proveedores también vieron señales positivas, con Lenovo prosperando en las Américas a medida que su competidor clave LG se desvaneció".

"Las deficiencias ahora también están surgiendo en el segmento premium, con la falta de un teléfono Samsung Galaxy Note este año", continua Stanton. "Samsung vendió más de 3 millones de sus plegables Galaxy Z Flip3 y Fold3 en el tercer trimestre de 2021, lo cual es impresionante pero no lo suficiente como para llenar el vacío. Los rivales ahora están dando vueltas a este vacío, con nuevos dispositivos como el Pixel 6 Pro de Google y el 11T Pro de Xiaomi ya en juego. Pero como la escasez de chipsets restringe el suministro, la verdadera oportunidad no será el volumen de gama alta. En cambio, la principal oportunidad para estas marcas estará en construir un sentimiento premium y ganar espacios clave en el canal en las carteras de los operadores".