La recuperación postpandémica dispara un 12% las ventas de smartphones

  • En cifras

Xiaomi Mi 10

Destaca el fuerte crecimiento de Xiaomi, que ocupó el segundo lugar por primera vez en la historia, con una participación del 17%, y ahora tiene sus miras puestas en desplazar a Samsung para convertirse en el proveedor más grande del mundo. Todos los proveedores están luchando para asegurar el suministro de componentes en medio de la escasez global.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

Global 5G: El auge de una tecnología transformadora Leer

Canalys señala que en el segundo trimestre 2021 las ventas globales de smartphones aumentaron un 12%, a medida que las vacunas se extendieron por todo el mundo y la nueva normalidad para las economías y los ciudadanos comenzó a tomar forma. Samsung fue el proveedor líder con una participación del 19%, mientras que Xiaomi ocupó el segundo lugar por primera vez en la historia, con una participación del 17%. Apple fue tercera, con un 14%, mientras que Vivo y Oppo mantuvieron un fuerte impulso de crecimiento para completar los cinco primeros puestos.

"Xiaomi está haciendo crecer su negocio en el extranjero rápidamente", señala el director de investigación de Canalys, Ben Stanton. "Por ejemplo, sus ventas aumentaron más del 300% en América Latina, un 150% en África y un 50% en Europa Occidental. Y a medida que crece, evoluciona. Ahora está transformando su modelo de negocio de retador a incumbente, con iniciativas como la consolidación de los partners de canal y una gestión más cuidadosa de las acciones más antiguas en el mercado abierto. Sin embargo, todavía está volcada en gran medida hacia el mercado masivo, y, en comparación con Samsung y Apple, su precio medio de venta es un 40% y un 75% más barato, respectivamente”.

Para Canalys, una de las principales prioridades para Xiaomi este año es aumentar las ventas de sus dispositivos de gama alta, como el Mi 11 Ultra. Pero será una batalla dura, con Oppo y Vivo compartiendo el mismo objetivo, y ambos dispuestos a gastar mucho en marketing para construir sus marcas. Todos los proveedores están luchando para asegurar el suministro de componentes en medio de la escasez global, pero Xiaomi ya tiene sus miras puestas en el próximo objetivo: desplazar a Samsung para convertirse en el proveedor más grande del mundo.