La nube representará el 12,5% del gasto en TI empresarial en EMEA en 2022

  • En cifras

Analítica empresarial

Se espera que infraestructura como servicio (IaaS) y escritorio como servicio (DaaS) sean los dos segmentos en los que las organizaciones aumentarán más su gasto, creciendo un 32,3% y un 31,1%, respectivamente. Después de un crecimiento de dos dígitos en 2021, el gasto en dispositivos se desacelerará, creciendo un 0,7%.

Recomendados: 

Cloud: en busca de la agilidad Encuesta

Claves para una estrategia multicloud de éxito Webinar

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

Se pronostica que el gasto en TI en EMEA alcanzará los 1,3 billones de dólares en 2022, lo que representa un aumento del 4,7% frente a 2021, según el último pronóstico de Gartner. La tasa de crecimiento de 2022 será más lenta que este año, en el que se espera que el gasto en TI de EMEA crezca un 6,3%.

Para la consultora, el mayor cambio en el futuro será cómo se financia la TI, no necesariamente cuánto se financia. "La TI está pasando de apoyar el negocio a ser el negocio", apunta John Lovelock, vicepresidente de investigación de Gartner. "Los CIO tienen un acto de equilibrio que realizar, ahorrando efectivo y expandiendo los ingresos".

En EMEA, se estima que el gasto en software empresarial registrará el mayor crecimiento en 2022, impulsado por el aumento del gasto en la nube. "Desde el comienzo de la pandemia, la nube ha demostrado elasticidad y flexibilidad. Se escaló cuando fue necesario y se redujo cuando fue necesario. Los CIO utilizarán cada vez más alternativas en la nube para asegurarse un retorno rápido de sus inversiones en TI", apunta Lovelock.

Los analistas de Gartner estiman que el gasto empresarial en la nube representará el 12,5% del gasto total en TI empresarial en 2022. Se espera que infraestructura como servicio (IaaS) y escritorio como servicio (DaaS) sean los dos segmentos en los que las organizaciones de EMEA aumentarán más su gasto en 2022, con un crecimiento del 32,3% y del 31,1%, respectivamente.

"El aumento del software de aplicaciones empresariales, el software y los servicios gestionados de infraestructura y los servicios de infraestructura en la nube demuestra que el negocio digital no es solo una tendencia de uno o dos años, es sistémico y a largo plazo", añade Lovelock.

Después de un crecimiento de dos dígitos en 2021, se espera que el gasto en dispositivos se desacelere en 2022, con el segmento creciendo un 0,7% anual. La pila de dispositivos de PC, tablets, portátiles y teléfonos móviles de los empleados continúa siendo óptima para el trabajo híbrido, lo que permite la multilocalización y la productividad empresarial flexible de los empleados.