Este será el primer año en que el mercado español de smartphones se contraerá

  • En cifras

smartphone usuaria seguridad

En el tercer trimestre las ventas cayeron un 35%, mientras que los ingresos disminuyeron un 16%. Si bien los operadores recuperaron parte de la participación, el comercio minorista y el comercio electrónico mantuvieron su impulso con una participación unitaria combinada del 55%, siguiendo las estimaciones trimestrales de Canalys.

Recomendados: 

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

La interconexión omnipresente Leer

Según datos de Canalys, en el tercer trimestre de 2021 se suministraron en España tres millones de smartphones, por un valor de 1.350 millones de dólares, lo que representa una disminución de ventas del 35% y una disminución de ingresos del 16%. 2021 será potencialmente el primer año en que el mercado español de smartphones se reducirá en términos de ventas. Esto se debe a que los consumidores priorizaron la conectividad y a que muchos terminales fueron renovados en 2020, pero también se debe a la escasez de componentes.

Los días en los que los operadores móviles dominaban el mercado español de smartphones, han quedado atrás, dado el aumento de las ventas a través del canal retail y e-retail durante la pandemia. Si bien los operadores recuperaron recientemente parte de su participación, el comercio minorista y el comercio electrónico mantuvieron su impulso con una participación unitaria combinada del 55% en el tercer trimestre, siguiendo las estimaciones trimestrales de Canalys.

España es el único mercado de Europa Occidental dominado por un proveedor de smartphones que no sea Apple o Samsung. Xiaomi, el líder del mercado, ha sido el número uno en ventas desde el primer trimestre de 2020. La reputación que se ha ganado a nivel local también podría allanar el camino para otros proveedores chinos que quieran crecer en el mercado español. Sin embargo, en el tercer trimestre de 2021, las ventas de terminales de Xiaomi y Samsung disminuyeron un 39% y un 41% respectivamente, y vendieron aproximadamente un millón de dispositivos menos que en el mismo trimestre de 2020.

Canalys cree que el impacto de la escasez de componentes es una oportunidad para que las empresas con capacidad de destinar más unidades a España inviertan y desarrollen un mercado que no está tan apegado a una marca concreta y que forma parte del segundo mercado de consumo más grande del mundo. Ese podría ser el caso de Realme, una marca que está infrarrepresentada en España, con un 1,6% de cuota unitaria, o de TCL, que ha aumentado sus ventas un 57% en el tercer trimestre, alcanzando una participación del 3%. TCL fue capaz de duplicar las ventas tanto en el comercio minorista como en el comercio electrónico, manteniendo su posición con los operadores. Vivo también está experimentando vientos favorables y vendió 70.000 unidades en el trimestre. Vivo ha crecido en todos los canales, aunque su crecimiento en los operadores, del 2357%, fue sobresaliente.

Un panorama de canales más diversificado facilitará que los nuevos proveedores de smartphones lleguen a los consumidores. Además, el mercado de operadores se está volviendo más competitivo con una serie de jugadores emergentes de MVNO (Operadores de red virtual móvil), algunos de los cuales son jugadores de bajo coste que aumentan la cuota de mercado al atraer a los consumidores sensibles a los precios en un mercado con alta inflación, baja confianza del consumidor e incertidumbre económica. Esto ha obligado a las grandes marcas a reducir los márgenes y el número de suscriptores, y a revisar sus modelos de negocio para ofrecer precios más competitivos en un panorama inflacionario sin precedentes.