Las restricciones de producto continuarán desafiando a los mercados de PCs y tablets

  • En cifras

portatil empleado digital

Después de dos años de fuerte crecimiento, se espera que el mercado de PCs comenzará a desacelerarse en 2022, aunque seguirá creciendo un 3,3% anual hasta 2025, gracias en gran parte a la demanda de portátiles. Mientras tanto, los tablets continuarán su declive a medida que pierden paso a favor de los smartphones y los portátiles.

Recomendados

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

Customer Experience: Territorio digital Leer

Con 2021 acercándose a su fin, se prevé que las ventas globales de PCs tradicionales alcancen los 344,7 millones de unidades, según el pronóstico más reciente de IDC. Si bien se espera que las ventas anuales crezcan un 13,5% durante el año, el volumen de PCs suministrados durante el trimestre festivo caerá un 3,4% a medida que las limitaciones de la cadena de suministro y los aumentos de costes relacionados con la logística continúan siendo una carga para que los productos lleguen a muchos canales. Los tablets, por su parte, se enfrentan una tendencia similar, y si bien se espera que las ventas anuales crecerán un 4,3%, las correspondientes al cuarto trimestre disminuirán un 8,6%.

"El mercado ha superado la demanda máxima de PCs durante la pandemia", señala Jitesh Ubrani, director de investigación de Mobility and Consumer Device Trackers de IDC. "Si bien hemos visto una cierta desaceleración de la demanda de los consumidores en ciertos segmentos y mercados, la demanda de equipos para gaming sigue siendo una excepción y la demanda general de los consumidores está muy por encima de los niveles prepandémicos. Además, el inicio de la saturación en algunos mercados educativos es otra causa de las expectativas más bajas de cara a los próximos trimestres".

Después de dos años consecutivos de fuerte crecimiento de dos dígitos, la expectativa es que el mercado de PCs comenzará a desacelerarse en 2022. Sin embargo, si miramos hacia 2025, el pronóstico más reciente de IDC todavía muestra una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) de cinco años del 3,3% y la mayor parte de ese crecimiento proviene del segmento de PCs portátiles. Mientras tanto, los tablets continuarán su declive a medida que la categoría sigue siendo desafiada por los smartphones y los portátiles.

"Con los desafíos continuos de la cadena de suministro, hemos visto a los fabricantes priorizar la demanda empresarial en los últimos meses", explica Ryan Reith, vicepresidente de programas de Mobility and Consumer Device Trackers de IDC. "La mayoría de las veces, el negocio de las empresas es más importante y está más garantizado en comparación con los de los segmentos de consumo y educación. Se espera que la reciente desaceleración en el segmento de consumidores continúe en 2022, pero a largo plazo esperamos que el mercado de PCs de consumo tenga un crecimiento anual similar del segmento empresarial. De los tres segmentos de mercado (empresarial, de consumo y educación), parece que el empresarial será el único que crecerá en 2022. Parte de esto se debe a la oferta, pero también a que tardará en que se produzca un ciclo de actualización de PCs de consumo después de la ola de compras de los consumidores que tuvo lugar en los últimos dos años. El segmento de educación no ha podido obtener todos los dispositivos que necesita, pero en una escala más amplia no ha habido muchos pedidos cancelados. Cuando la oferta alcance la demanda, también esperamos ver un repunte en el sector de la educación".