El mercado de smartphones finaliza el primer trimestre con una caída de doble dígito

  • En cifras

MWC 2022_Smartphones

Samsung retomó el liderazgo después de actualizar su cartera, suministrando 73,7 millones de unidades, seguido de Apple, con 56,5 millones de unidades vendidas. La inflación, la guerra en curso entre Rusia y Ucrania, las restricciones de la COVID-19 y las interrupciones del suministro afectarán al mercado en los próximos meses.

Las ventas mundiales de smartphones alcanzaron los 311,2 millones de unidades en el primer trimestre de 2022, un 11% menos que el año anterior. Samsung retomó el liderazgo después de actualizar su cartera para 2022, vendiendo 73,7 millones de unidades, un 4% menos que hace un año. Apple combinó la alta demanda de la serie iPhone 13 con un nuevo iPhone SE, lo que llevó a un sólido crecimiento del 8% y 56,5 millones de unidades vendidas. Xiaomi, OPPO y vivo completaron el top cinco de fabricantes.

"El mercado chino causó casi la mitad de la caída mundial, principalmente debido a la debilidad estacional. Los principales proveedores sufrieron caídas secuenciales, a excepción de HONOR, que ocupó el primer lugar en China por primera vez desde que se separó de Huawei hace 18 meses", señala el analista de Canalys, Toby Zhu. "Una estricta política de control de la pandemia ha acabado en confinamientos en las principales ciudades de China, ensombreciendo el mercado de consumo a corto plazo. Además, las interrupciones en la producción y logística de componentes afectarán a las ventas del segundo trimestre de la mayoría de los proveedores, tanto en China continental como en todo el mundo".

Los proveedores probarán sus capacidades en los próximos tres a seis meses para afrontar un entorno macro desafiante. Canalys estima que la inflación, la guerra en curso entre Rusia y Ucrania, las restricciones de la COVID-19 y las interrupciones del suministro afectarán al mercado. Aunque las proyecciones a corto plazo están llenas de incertidumbres regionales, la escasez de componentes está comenzando a disminuir, lo que alivia cierta presión sobre los costes. Los proveedores líderes aprovecharán para fortalecer las relaciones con los socios de la cadena de suministro y sus capacidades principales de productos y canales para capturar el repunte de la demanda en la segunda mitad de 2022.