Las ventas de impresoras en el canal español arrancan 2022 cayendo un 25%

  • En cifras

Xerox gestion impresion

Esta caída fue impulsada en parte por una menor demanda en comparación con hace un año, especialmente en el segmento de impresoras de consumo, que está llegando a la saturación. Otros factores incluyen la escasez de componentes y materias primas, que aumentan los plazos de entrega.

Las ventas y los ingresos del mercado de impresión a través de la distribución europea cayeron a doble dígito interanual en los primeros tres meses de 2022, aunque los ingresos del segmento empresarial se han mantenido en gran medida por encima de la media de 2021 en lo que va de año, según Context. Concretamente, los datos revelan una caída del 29% en las ventas de unidades de hardware de impresión y una caída del 10% en los ingresos. En España, las ventas y los ingresos del mercado disminuyeron un 25,3% y un 8,8%, respectivamente.

“Esta caída fue impulsada en parte por una menor demanda en comparación con hace un año, especialmente en el segmento de consumo, que está llegando a la saturación, particularmente para las impresoras de gama baja. Otros factores incluyen la escasez de componentes y materias primas que aumentan los plazos de entrega”, afirma Antonio Talia, jefe de analistas comerciales de Context.

¿Por qué los ingresos disminuyeron a un ritmo más lento que el volumen de ventas? Según Context, esto fue debido a una combinación de productos diferente en comparación con hace un año, y a la subida de ventas de dispositivos de gama media y alta, especialmente impresoras empresariales. La continua escasez de productos también elevó el precio de venta de los productos. Esto fue particularmente notable para los dispositivos láser, que se beneficiaron de más ventas de impresoras empresariales A3, especialmente periféricos láser de una sola función.

Esto significó que los ingresos del segmento de impresoras para empresas disminuyeron solo un 2% interanual en el primer trimestre, frente a la caída del 22% en el segmento de consumo. A las ventas les fue peor, con una caída del 13% en el segmento empresarial y del 36% en el segmento de consumo durante el mismo período.

“Una combinación de productos cambiante, con más dispositivos de alta gama vendidos y aumentos de precios para dispositivos de gama baja y media, dio como resultado un precio medio más alto y un sólido rendimiento general de los ingresos para el sector empresarial. La reapertura de oficinas y los presupuestos de TI reequilibrados hacia equipos de oficina también están jugando su papel en el aumento de los ingresos”, añade Antonio Talia.