El 90% de la población española prevé el desarrollo de la automatización del empleo

  • En cifras

Volkswagen-digitalizacion planta-siemens

Un 54% asume que como consecuencia se incrementará el paro, aunque el 28% cree que no habrá cambios, y otro 14% opina que se crearán más puestos de trabajo. 9 de cada 10 personas creen que herramientas clave para la automatización, como son la microelectrónica y los ordenadores, son las tecnologías que más crecerán en la próxima década.

Cada vez son más los ámbitos en los que se utilizan sistemas automáticos de trabajo, una tendencia creciente que condiciona el presente y futuro del mercado laboral, donde se presentan una serie de retos y oportunidades para la sociedad, que, consciente de los beneficios de los avances en áreas como la energía o la ciencia, aún percibe que no superan a los riesgos. Así lo indica el informe “Robotización y automatización: oportunidades para la sociedad española”, del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), que señala que el 90% de la población española espera que las mayores innovaciones tecnológicas sean las directamente relacionadas con la automatización del empleo.

9 de cada 10 también confían en que la microelectrónica y los ordenadores se vayan a desarrollar mucho o bastante en los próximos diez años. También se augura un buen crecimiento de otros desarrollos importantes para el futuro del empleo, como son los robots industriales y los sistemas automáticos de trabajo, que el 89,1% de las personas cree que se desarrollarán mucho o bastante.

Sin embargo, los efectos de la automatización del empleo están rodeados de incertidumbre. Un 54% del total de la población asume que como consecuencia se incrementará el paro, aunque el 28% cree que no habrá cambios. Otro 14% opina que se crearán más puestos de trabajo; en este caso los hombres son más optimistas que las mujeres.

La edad, nivel de estudios, ingresos y puesto de trabajo condicionan a la hora de determinar una posición con respecto al empleo automatizado. Un 21% de los menores de 35 años confían en la creación de empleo gracias a la robotización, y por encima de esa edad solo lo piensa un 12%.

Quienes trabajan en puestos más reemplazables ven mayores riesgos en la introducción de robots y sistemas automáticos. Así, un 63% de las personas en venta al público y del sector servicios creen que desaparecerán trabajos, mientras que solo lo piensa 4 de cada 10 personas con puestos directivos. Este perfil concuerda con quienes se sienten menos competitivos en un entorno laboral automatizado.