La inflación y los problemas de suministro golpean al mercado de PCs

  • En cifras

Usuario PC

Las ventas de portátiles cayeron un 18,6%, hasta los 54,5 millones de unidades, mientras que los PCs de sobremesa registraron un modesto crecimiento del 0,6%, hasta los 15,6 millones de unidades vendidas. El segmento empresarial premium seguirá siendo un buen impulsor para el mercado general de PCs este año.

Recomendados: 

Gobiernos Data-driven: la gestión de los datos Leer

Pasos para digitalizar un entorno B2B Video

El camino hacia la residencia de datos Informe 

Empresas nativas digitales y tecnologías de experiencia de usuario Documento 

En el segundo trimestre de 2022 el mercado de PCs sufrió un fuerte frenazo, provocado en gran parte por los cierres debió al COVID-19 en China, que obstaculizaron la fabricación. Los últimos datos de Canalys muestran que las ventas totales de PCs de sobremesa y portátiles cayeron un 15% anual a 70,2 millones de unidades suministrados, el nivel más bajo desde que ocurrió la interrupción sufrida en el primer trimestre de 2020.

"Como se esperaba, los cierres por el COVID-19 en regiones y ciudades clave de China durante la mayor parte del segundo trimestre afectaron gravemente la fabricación y exportación de PCs", explica la analista de Canalys Emma Xu. "La interrupción de las operaciones de fabricación y logística en Shanghai, Kunshan y Jiangsu provocó retrasos significativos en los pedidos de todos los principales proveedores de PCs. Aunque la producción comenzó a mejorar a finales de mayo, esta estuvo por debajo de los niveles normales. Además, las restricciones al movimiento de personas y bienes y una reducción en la actividad empresarial causaron una fuerte caída en las compras internas en China, el segundo mercado de PCs más grande del mundo. Si bien los indicadores para el gasto empresarial y de consumo mejoraron en junio, la situación económica general sigue siendo incierta a medida que la política Zero-COVID-19 del gobierno sigue vigente".

Lenovo se mantuvo en la primera posición del mercado mundial de PCs, aunque sus ventas cayeron un 12% hasta los 17,5 millones de unidades en el segundo trimestre de 2022. HP sufrió la mayor caída de los cinco principales proveedores, afectada por una mala comparación con sus fuertes ventas de PCs para educación el año pasado. Las ventas totales de HP cayeron un 28% alcanzando los 13,5 millones de unidades. Dell estuvo muy cerca de HP en tercer lugar, registrando una disminución relativamente modesta del 5% para situarse en 13,2 millones de unidades, aumentando su cuota de mercado en dos puntos porcentuales en comparación con hace un año. Acer y Asus completaron los cinco primeros, con descensos del 19% y el 5% respectivamente.

La demanda se contrae

Los vientos en contra de la demanda, especialmente en el lado de los consumidores, han aumentado a medida que la inflación sigue sin control en muchos de los mercados de PCs más grandes del mundo. Las ventas de portátiles cayeron un 18,6% hasta los 54,5 millones de unidades, ya que las adquisiciones educativas se mantuvieron moderadas en comparación con el mismo trimestre del año anterior. A los PCs de sobremesa les fue mucho mejor, registrando un modesto crecimiento del 0,6% hasta los 15,6 millones de unidades, ya que la fortaleza de la demanda empresarial en medio de una mayor apertura de las economías ayudó a estimular la inversión en actualizaciones en equipos de sobremesa. El segmento empresarial premium seguirá siendo un buen impulsor para el mercado general de PCs este año, a pesar de los crecientes desafíos en las perspectivas macroeconómicas globales.

Según el analista senior de Canalys, Ishan Dutt, "el empeoramiento de la inflación es el factor económico dominante en la mente de los consumidores, y los aumentos de precios de bienes y servicios están relegando el gasto en PCs y otro hardware a favor de necesidades más básicas. Si bien la importancia de tener un dispositivo de alta calidad no ha disminuido, la mayoría de los propietarios de PCs con necesidades informáticas relativamente básicas se contentarán con superar este período de incertidumbre económica y optar por actualizar sus dispositivos cuando la presión sobre sus presupuestos disminuya o si se producen descuentos significativos por parte de proveedores y minoristas más adelante. Las empresas también se enfrentan a las amenazas de la inflación y el aumento de los tipos de interés, pero la inversión en PCs y TI en general sigue siendo vital para la transformación digital como parte de la recuperación posterior a la COVID-19. Los proveedores con una sólida reputación comercial, ecosistemas de canal maduros y carteras orientadas a casos de uso empresarial de alto rendimiento estarán en la mejor posición para mitigar los desafíos que enfrenta la industria de PCs este año".