Las empresas demandan directivos con conocimientos de tecnología

  • Formación

directivo empresa

La mayoría de las empresas optan por reemplazar a los directivos que no se logran adaptar. De esta forma se crea este proceso de sustitución que se está observando a todos los niveles directivos, pero especialmente en directores de marketing, de recursos humanos y de informática.

  Recomendados....

» Tendencias TI 2023 y factores que influirán en su despliegue  Webinar
» Nueve formas prácticas de optimizar los costes IT  Guia
» 5 aspectos a evaluar en su sistema telefónico y claves para aumentar su éxito Leer

Inmersos en una época de profundos y repentinos cambios, las empresas tienen que estar más preparadas que nunca, lo que está generando una gran actividad en el mercado laboral de los directivos. La situación del entorno en Europa impulsa modelos directivos con competencias diferentes. Tal y como se destaca desde LiceoTIC Training, se está erigiendo un nuevo perfil de directivo con la habilidad para la toma de decisiones rápidas.

Existe una necesidad creciente de implementar modelos de gestión basados en metodologías ágiles, de mejorar la orientación al cliente, y mejorar la capacitación digital. Todo ello está llevando a muchos directivos y empresas a llevar a cabo procesos de transformación y adecuación de sus competencias de gestión, mediante nuevos modelos de formación.

Las empresas están demandando profesionales muy operativos, ágiles en la toma de decisión, grandes conocedores de los aspectos técnicos de su función, así como muy capaces de buscar soluciones digitales que les permita mejorar la eficacia de su empresa. Los perdedores de la situación son aquellos directivos con poca flexibilidad en la toma de decisiones, con un bajo nivel de especialización en su función, poco orientados al mercado, poco creativos y digitales.

La mayoría de las empresas, dada la premura de tiempo para llevar a cabo los ajustes necesarios, optan por reemplazar a los directivos que no se logran adaptar. De esta forma se crea este proceso de sustitución que se está observando a todos los niveles directivos, pero especialmente en directores de marketing, de recursos humanos y de informática.