Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

'Los servicios gestionados han salido muy fortalecidos de esta crisis': Alberto Pascual, Ingram Micro

  • IT Televisión

Alberto Pascual, director ejecutivo de Ingram Micro España, explica en exclusiva a IT Reseller la visión de su compañía con respecto al impacto que la crisis sanitaria y económica está generando en nuestro sector, así como las medidas que está tomando Ingram Micro al respecto.

Al igual que la pandemia ha acelerado el proceso de transformación digital de las empresas, la crisis en la que nos hemos visto sumidos también ha intensificado la evolución del canal. Como explica Alberto Pascual, director ejecutivo de Ingram Micro España, se ha visto primado el canal que construye soluciones frente al que solo movía negocio transaccional, así como el partner especializado en el modelo e-commerce frente al que operaba exclusivamente en tienda física. “Las compañías especializadas en el mundo on-line han experimentado un crecimiento enorme, mientras que los partners que desarrollaban soluciones han observado que deben seguir haciéndolo pero con despliegues rápidos y simplificados, poniendo énfasis en los servicios gestionados, que han sido unos de los más beneficiados de esta crisis, y los modelos as a service”, aduce el directivo. Además, se ha acelerado la gestión del cloud híbrido para solucionar las necesidades de computación o almacenamiento de las organizaciones en estos difíciles momentos.

En cuanto a tecnologías, la categoría reina ha sido obviamente la de las comunicaciones unificadas y la colaboración, aunque también han sido protagonistas la movilidad, los puntos de acceso a la red, la construcción de VPNs, el acceso remoto a soluciones corporativas, la ciberseguridad y, por supuesto, el cloud en sus distintas vertientes. La cruz se la ha llevado la renovación de los grandes proyectos de infraestructura, que se ha visto suspendida temporalmente.

Medidas ante la pandemia

Cuando arrancó el estado de alarma en España el primer objetivo de Ingram Micro pasó, como no podía ser de otra forma, por alejar a sus empleados de cualquier posible foco de contagio y riesgo. Si bien, “nos cogió muy preparados porque en 2017 habíamos renovado nuestros planes de contingencia y continuidad de negocio, por lo que trasladar todo nuestro personal de ventas y oficina al modelo pleno de teletrabajo se realizó de manera muy rápida. Tanto tecnológica como culturalmente estábamos preparados”, subraya Alberto Pascual. Obviamente en sus centros logísticos no era posible el teletrabajo, por lo que se implantaron de manera ágil medidas preventivas para evitar contagios entre estos profesionales, dotando a todo el personal de elementos de protección y organizándoles en turnos más distribuidos.

“Tanto nosotros como nuestros competidores distribuimos productos similares y en ocasiones coincidentes, y lo que nos diferencia radica en las personas y en su nivel de motivación. Y eso es algo que no hemos perdido durante este periodo de pandemia. Así como el talento profesional que nos diferencia en Ingram Micro”, apunta el directivo.

Tres olas

El escenario más probable dibujado por Ingram Micro se centraba en una evolución del negocio fundamentado en tres olas. La primera se vio determinada por la improvisación para dar respuesta al teletrabajo masivo que había eclosionado en marzo. Tras esa primera ola de improvisación vino una segunda en abril en la que las compañías se dieron cuenta que la situación iba a durar más de lo estimado y tuvieron que seguir invirtiendo en tecnología. La tercera ola se ha producido en mayo cuando, ante las expectativas de la nueva normalidad, marcada por una mezcla de teletrabajo y operativa presencial, las organizaciones han visto necesario optimizar sus infraestructuras. “Desde Ingram Micro nos preparamos para una posible reducción del negocio en marzo para ayudar a nuestros clientes a afrontar posibles dificultades financieras, a través de medidas como la extensión de formas de pago y la ampliación de líneas de crédito. Pero la realidad es que finalmente no vivimos esa bajada en el negocio tampoco en abril y mayo, y superamos nuestras expectativas de facturación marcadas a principios de año para esos meses”, enfatiza Alberto Pascual. “Es decir, todas estas situaciones nos han llevado a la excepcionalidad de, en plena crisis, crecer por encima de lo estimado”.

Ante esta situación positiva inesperada, Ingram Micro, a través de distintas iniciativas solidarias, ha querido devolver en parte a la sociedad lo que ha recibido durante esta pandemia. Por un lado, junto a HP ha donado una cantidad importante de litros de fungible destinados a equipos 3D para desarrollar respiradores. Además, ha proporcionado a diversas Comunidades Autónomas dispositivos móviles junto a Xiaomi, con la idea de que los niños de diversas familias con menos recursos pudieran continuar con su educación a distancia. También, de la mano del fabricante asiático, ha donado mascarillas para sus clientes y los clientes de estos.  

Próximas iniciativas

Existe un consenso generalizado de que a esta crisis sanitaria le seguirá una económica. Ingram Micro ha desarrollado un nuevo modelo de financiación que permita a sus clientes afrontar sus proyectos as a service. También continuará con las medidas de ampliación de líneas de crédito y de formas de pago porque prevé que las firmas aseguradoras reduzcan sus líneas de crédito y “nosotros acompañaremos al canal con nuestro músculo financiero”, asegura el directivo.

Además de esta serie de medidas básicas Ingram Micro se está volcando en orientar a sus clientes sobre dónde se encuentran las oportunidades de negocio en la nueva normalidad que se nos presenta, tanto en el corto como en el medio plazo. “Por ejemplo, hemos observado que la seguridad física ha evolucionado. Ahora prima un control de accesos más sofisticado, centrado en el control de temperatura y de aforo para adaptarnos a las nuevas normativas. Hemos desarrollado un nuevo porfolio con producto de terceros y propio, a través de nuestra marca V7. Esta familia incluye soluciones de cartelería digital, monitores y accesorios, y ya estamos desarrollando productos para incrementar nuestra oferta en seguridad física y control de accesos, así como a través de productos complementarios que ya forman parte de nuestras vidas. Por ejemplo, hemos creado una mascarilla de uso mixto, a caballo entre la higiénica y la FFP2”, explica el directivo. “Ante todo estamos inculcando al canal el hecho de que las nuevas soluciones se han de proporcionar aún más rápido que antes para reaccionar ante posibles imprevistos, y por ello nosotros se las dotaremos de manera preconfigurada”, concluye.