Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 23% de las personas preferiría ir desnuda en público a no tener conexión

  • Movilidad

smartphone usuaria

Muchas se arriesgan a pasar vergüenza e incluso a sufrir daños personales por mantenerse conectados. Por ejemplo, el 26% ha mirado la pantalla de su teléfono al cruzar la calle y el 21% cuando caminaba por un área desconocida o peligrosa. Para muchos, ir sin un dispositivo conectado es como estar desnudo.

El mundo digital se ha arraigado tanto en nuestra vida cotidiana que no tener acceso a Internet puede ser una gran preocupación. De hecho, las personas de hoy dependen tanto de la conectividad que el 23% preferirían estar desnudas en público a no tener su dispositivo conectado con ellas, según una nueva encuesta de Kaspersky Lab. El cuidado adecuado de nuestros dispositivos y garantizar una conexión estable donde sea que estemos, y lo que sea que estemos haciendo, es más importante que nunca.

Mantenerse conectado es ahora algo esencial para muchos usuarios, especialmente cuando están en movimiento. Como tal, el 22% de los encuestados afirma que conectarse es tan importante para ellos como tener fácil acceso a comida, agua y refugio. Nuestra dependencia de los dispositivos y la conectividad que proporcionan ahora es tan fuerte que perder un smartphone o un tablet puede ser más estresante que muchas otras situaciones traumáticas. El 90% de los encuestados aseguraron que se sentirían estresados si perdieran o robaran su dispositivo, mucho más que perder un tren o avión (88%), estar involucrado en un accidente automovilístico menor (88%) o enfermarse (80%).

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Además, las personas están dispuestas a arriesgarse a pasar vergüenza e incluso a sufrir daños personales por mantenerse conectados. Por ejemplo, el 26% ha mirado la pantalla de su teléfono al cruzar la calle y el 21% cuando camina por un área desconocida o peligrosa. Además, 1 de cada 5 dijo que se sentía desnudo sin su dispositivo conectado.

"La conectividad se ha convertido rápidamente en un elemento básico de la vida moderna y, para muchos, una necesidad absoluta. Nuestro deseo de estar online en todo momento, y las cosas que estamos dispuestos a hacer para mantener esa conexión digital, destaca la importancia que tienen para nosotros los dispositivos conectados. Sin embargo, con la conectividad que se extiende a todos los aspectos de nuestras vidas, la seguridad no puede pasarse por alto, y debe estar allí, sin importar lo que esté haciendo y donde sea que se encuentre. Los usuarios deben asegurarse de que, sin importar la situación, su conexión permanezca segura", afirma Dmitry Aleshin, vicepresidente de marketing de productos de Kaspersky Lab.