Cuando se trata de fuerzas laborales distribuidas, hay 3 interrogantes que los partners se deben plantear

  • Opinión

francisco verduro imagen

Hemos pasado por muchos cambios el pasado año y hay una pregunta a la que volvemos una y otra vez? ¿Es todo esto temporal o se trata de una nueva realidad a la que tendremos que adaptarnos? Según los directores generales y los directivos de todos los sectores, incluidos la banca (ING) y las telecomunicaciones (Telefónica), el cambio permanente a un modelo de trabajo híbrido es muy probable. Tengamos en cuenta que, según la consultora Boston Consulting Group, el 65% de las empresas españolas planean combinar entre dos y tres días de teletrabajo a la semana y el resto en la oficina.

La carga recae ahora sobre los socios tecnológicos y estratégicos, que son los encargados de ayudar a las empresas a implementar tecnologías y estrategias de largo plazo que garanticen el futuro del trabajo geográficamente disperso. Ellos tendrán un papel fundamental en ayudar a las empresas a equilibrar costes, riesgos y seguridad, así como a incentivar el compromiso de los empleados y su productividad.

Es mucho pedir, pero no es nada a lo que este canal no le haya hecho frente antes. Así como los partners desempeñaron un papel fundamental en ayudar a las empresas a seguir funcionando durante la pandemia, ahora son una pieza clave para concretar los cambios a largo plazo.

¿Por qué? Los equipos de TI no lo tendrán nada fácil para incorporar cambios tan importantes a la velocidad necesaria y requerirán la ayuda de socios para desplegar el espacio de trabajo digital del futuro, y no solo durante las semanas o los meses en los que el mundo sale del confinamiento. Su apoyo será clave para modernizar la seguridad ahora que el perímetro tradicional ya no existe, gestionar y proteger el perímetro, y garantizar que los empleados se involucren y que tengan acceso fácil y seguro a las aplicaciones y los datos cuando los necesiten.

Con su experiencia y conocimiento en proyectos de transformación de éxito, los partners son un componente esencial de la transición a un modelo de trabajo geográficamente disperso. Tienen la oportunidad de formar parte de todo el proceso, desde apoyar iniciativas de movilidad empresarial, de BYOD (por su sigla en inglés, que significa “trae tu propio dispositivo”) y de selección de dispositivos hasta ayudar a los clientes a gestionar el ancho de banda de las redes privadas virtuales (VPN), poner las redes en valor, modernizar las aplicaciones y reducir costes.

Ahora bien, ¿por dónde empezar en la tarea de asistir a los clientes en el despliegue de una fuerza laboral distribuida, geográficamente dispersa? A continuación, los tres interrogantes que todo socio se debe plantear.

1. ¿Cómo puedo ayudar a un cliente a pasar de 0 a 50 escritorios virtuales? ¿O de 50 a una fuerza laboral globalizada?

Para habilitar una fuerza laboral, más allá de si se trata de 100, 1.000 o 10.000 empleados, se necesita un nuevo enfoque que permita a las organizaciones habilitar espacios de trabajo sin dificultades, proporcionando herramientas digitales con seguridad de endpoints incorporada a los empleados sin restricciones, allí donde la necesiten.

La velocidad es importante, pero, al transformar una fuerza laboral remota en una fuerza laboral geográficamente dispersa, también es fundamental contar con una visión de futuro sostenible. Se debería contemplar la posibilidad de recurrir a socios con la experiencia y el conocimiento necesarios para mantener las operaciones a la vez que se garantiza una buena experiencia de empleado (o incluso una experiencia de empleado mejorada) mediante la automatización, la seguridad de confianza cero y una arquitectura de TI integral que da prioridad a los trabajadores.

2. ¿Cómo derribo las barreras que separan los distintos compartimentos internos para construir la modalidad de trabajo del futuro?

La cuestión de los silos dentro de los equipos de TI fue tema de debate durante los pasados 12 meses. Con el cambio irreversible de las prácticas laborales, los equipos de TI se enfrentan a la complicada área de cumplir con los requisitos de despliegue, administración y soporte que habilitan el trabajo de la fuerza laboral geográficamente dispersa, dado que muchos todavía están atados a equipos y herramientas de administración de equipos informáticos aislados en las instalaciones.

Lo mismo vale para la seguridad, pues los equipos deben priorizar compras y tomar decisiones importantes en respuesta a amenazas o necesidades inmediatas, en lugar de colaborar con la empresa en la búsqueda activa de soluciones a los problemas. Hoy en día, muchas organizaciones no cuentan con una visión única y coherente de las vulnerabilidades, las amenazas y lo que se intenta proteger en un modelo de trabajo distribuido.

Los socios de confianza, que conocen el funcionamiento de la organización y a la vez tienen la distancia suficiente para obtener una visión de conjunto, pueden ayudar a los equipos de TI a identificar dónde están los silos y cómo derribar las barreras entre ellos para concretar una visión más amplia de lo que se pretende conseguir.

Para los equipos de TI, que los pasados 12 meses han estado apagando incendios y brindando soporte en el día a día, esa visión más amplia es una oportunidad de adoptar un papel más estratégico, de crear un espacio de trabajo digital productivo y ofrecer a los equipos las herramientas que les permitan encontrar rápidamente las soluciones a sus problemas.

3. ¿Cómo introduzco una estrategia de cambio?

En líneas generales, el personal de las empresas se ha adaptado maravillosamente bien a los cambios obligados de las prácticas laborales del pasado año. Sin embargo, para que esa adaptación funcione en el largo plazo de modo que sea competitiva para las empresas, se necesitará una estrategia de cambio bien pensada.

No es tarea sencilla. Hay que involucrar a todos los miembros de la empresa y tomar distancia para tener una visión real del cambio. Por eso es fundamental sumar a un tercero, que aporte una mirada nueva de la situación.

Ahora es el momento de los partners

Estamos frente a uno de los grandes cambios en la manera en que trabajamos de la historia moderna, y el cambio se ha producido a una velocidad que ninguno de nosotros podría haber anticipado. Responder con la creación de un espacio de trabajo digital que dé soporte al trabajo distribuido sin contratiempos y ayude a las organizaciones a tener un funcionamiento más flexible, responder más rápidamente a los cambios futuros y crear formas completamente nuevas de hacer negocios no es sencillo. Por eso se trata de una oportunidad importante para terceros de confianza.

Reemplazar los parches temporales por soluciones de largo plazo será mucho más fácil con el apoyo de socios confiables que tengan la experiencia y el conocimiento del cambio necesarios para asistir en la implantación de la fuerza laboral geográficamente dispersa del futuro.

Francisco Verdugo, Senior Partner Solution Engineer de VMware Iberia