Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

6 de cada 10 compradores españoles valoran la seguridad en los pagos online

  • Seguridad

online shopping

Una vez realizada la compra, y llegado el momento de pagar, más del 40% de los españoles desconfiarían de la página web si el pago incluye un proceso de seguridad complejo. El 36% se siente incómodo utilizando contraseñas o palabras claves, y el 25% asegura no sentirse cómodo proporcionando información biométrica.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Hoy en día, las compras por Internet son cada vez más habituales, y el momento del pago se ha convertido en una de las fases más importantes del proceso al proporcionarse información de carácter confidencial. GoCardless ha realizado el estudio “Seguridad vs conveniencia en la experiencia de pago”, que indica que 6 de cada 10 compradores españoles valoran la seguridad del proceso de pago en las compras online, y el 17% considera importante la rapidez y la facilidad a la hora de pagar las compras realizadas en Internet.

Con la entrada en vigor de la Autenticación Reforzada del Cliente en el próximo mes de septiembre como parte de PSD2, los compradores deberán proporcionar dos tipos de información de seguridad, que puede ser desde una contraseña o PIN a información biométrica o información del dispositivo como un número de teléfono móvil, para autenticar una compra online. Esta medida tiene como fin aumentar la seguridad del pagador en el pago con tarjetas para evitar el fraude. Sin embargo, el estudio confirma que, una vez realizada la compra, y llegado el momento de pagar, más del 40% de los españoles desconfiarían de la página web si el pago incluye un proceso de seguridad complejo y el 11,5% se sentiría frustrado con ello.

Los compradores españoles, en general, no se sienten cómodos proporcionando información personal que les pueda ayudar a protegerse del fraude. El 36% de los compradores se siente incómodo utilizando contraseñas o palabras claves, así como 3 de cada 9 españoles si tuviesen que proporcionar su número de teléfono o huella dactilar. Además, el 25% asegura no sentirse cómodo proporcionando información biométrica en el momento del pago.

Cerca del 40% de los compradores online afirma que no han completado una compra online a causa de la complejidad que representaba el proceso de pago. Sin embargo, si quien decide modificar el proceso con el fin de hacerlo más seguro, aunque menos sencillo, es una de las marcas preferidas de los españoles, el 35% se frustraría, pero seguiría fiel a la marca y un 24% comenzaría a realizar menos compras en ese ecommerce.

Preguntados por si fuese una nueva marca, en la que no se hubiera comprado previamente, la que modificase el proceso de pago para hacerlo más seguro pero largo y complicado, el 27% de los compradores españoles abandonaría la compra y buscaría otra opción. Aunque un 34% asegura que, a pesar de frustrarse, terminaría comprando en ella igualmente.

La seguridad no es el único aspecto que puede llegar a hacer fracasar una compra. La apariencia de la página de pago de una web también puede hacer que el consumidor cambie de idea sobre su compra. Casi el 74% de los compradores reconoce que, si la apariencia de una web no es fiable, no realizaría ninguna compra.

Por último, el 53% de los españoles asegura que, si las empresas en las que realizan compras de forma regular ofrecieran entre sus métodos de pago la suscripción, lo que implica el pago mediante domiciliación bancaria, probablemente seleccionaría esta opción.

“Para los consumidores españoles, la seguridad es importante pero también valoran la conveniencia", asegura Carlos González Cadenas, COO de GoCardless. “Los ecommerces deben trabajar con sus proveedores de pago para encontrar el equilibrio entre seguridad y conveniencia durante el proceso de pago; no actuar ante esta nueva realidad podría perjudicar seriamente al comercio electrónico. Grandes distribuidores como Amazon ya están sobre aviso”.