Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Claves para que tu ecommerce sobreviva a la normativa SCA

  • Seguridad

Seguridad pagos digitales

La Autenticación Reforzada de Cliente obligará a las empresas a reforzar la verificación de los pagos realizados a través de Internet. Aunque mayor confianza es igual a más compras, incrementar los pasos dentro del flujo de pago puede frenar al consumidor que decide no finalizar la compra.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

SCA son las siglas de Strong Customer Authentication, o lo que es lo mismo, Autenticación Reforzada de Cliente, un reglamento que la Unión Europea pondrá en marcha el 14 de septiembre con el objetivo de reducir el fraude en los pagos online. Su entrada en vigor obligará a las empresas a modificar sus pasarelas de pago, ya que la Autenticación Reforzada está basada en dos factores de autenticación. Como empresa, no solo deberás garantizar que el proceso de identificación que ofreces sea correcto, sino que te expondrás al riesgo de que el cliente, incómodo por añadir un paso más al proceso de pago, no finalice la operación.

La importancia de esta normativa reside en el hecho de que la seguridad es un factor clave para el comercio online. El miedo a que el pago no se realice correctamente, a tener que proporcionar datos personales y a que esos datos se pirateen, es sin duda uno de los mayores frenos para las compras a través de Internet. Conseguir, por lo tanto, un proceso de verificación de la identidad que dé al consumidor la total garantía de seguridad con sus datos podría convertirse en la lanzadera definitiva para la popularización del comercio online.

Sin embargo, como señala Universal Pay, incrementar los pasos dentro del flujo de pago puede frenar al consumidor que decide no finalizar la compra, y es que una buena experiencia de cliente es crucial para conseguir una venta. A esto se suma el hecho de que, en los primeros meses tras la aplicación de la nueva normativa, habrá empresas (especialmente pymes) que no hayan actualizado todavía sus procesos de autenticación, por lo que el pago sería rechazado automáticamente por el banco de la tarjeta del cliente.

La SCA exige una doble verificación, en la que el cliente tendrá que utilizar al menos dos de estos tres elementos: su teléfono móvil, una contraseña o código PIN, y su huella dactilar o reconocimiento facial, para poder realizar un pago o transacción. Existen algunas excepciones, tales como pagos inferiores a 30 euros, cuando el pago se realice a través del teléfono, pagos recurrentes, pagos a empresas declaradas “de confianza” y transacciones de bajo riesgo.

Pero ¿cómo puedes preparar tu negocio para poder cumplir con la nueva normativa? Universal Pay señala los siguientes pasos a seguir:

--Evalúa cómo afectará la aplicación de la normativa a tu negocio: ¿tengo cobros recurrentes?, ¿registran mis clientes su tarjeta bancaria en mi web?, ¿cuál es el importe medio de los cobros o ventas que se realizan?

--Adapta tu pasarela de pagos para que, a partir del 14 de septiembre, puedas pedir a tus clientes la doble autenticación reforzada de su identidad en cada operación.

--Mejora al máximo la experiencia de cliente en tu web para que este paso extra de seguridad no se convierta en un elemento disuasorio para los consumidores, a través de una interfaz más sencilla, pop-ups que informen a cliente de las garantías de seguridad del nuevo proceso, emails informando a tus clientes recurrentes de la nueva normativa, la fecha de entrada en vigor y sus beneficios, etc.