Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Huawei lanza Atlas 900, su apuesta por el mercado de la supercomputación

  • Al día

Huawei Connect 2019

El clúster combina la potencia de miles de procesadores Ascend, siendo una fuente inagotable de computación para entornos de IA. Huawei también ha implementado Atlas 900 en Huawei Cloud como un servicio de clúster, lo que permite a sus clientes acceder a una potencia de cómputo extraordinaria.

En el marco de la conferencia Huawei Connect 2019, que se ha celebrado en Shanghái del 18 al 20 de septiembre con la "Inteligencia Avanzada" como tema central, la compañía ha anunciado su estrategia para el mercado de la computación y ha presentado Atlas 900, un clúster de alta computación que posibilitará un mayor acceso de los diferentes campos de investigación científica e innovación empresarial a la inteligencia artificial.

Atlas 900 combina la potencia de miles de procesadores Ascend, y tarda solo 59,8 segundos en capacitar la red ResNet-50, lo que supone una mejora de 10 segundos con respecto al anterior récord mundial. Por todo ello, el clúster es una fuente inagotable de computación para entornos de IA, capaz de proporcionar nuevas posibilidades a diferentes campos de la investigación científica y la innovación empresarial, desde astronomía, pronóstico del tiempo y conducción autónoma, hasta prospección de petróleo.

Huawei también ha implementado Atlas 900 en Huawei Cloud como un servicio de clúster, lo que permite a sus clientes acceder a una potencia de cómputo extraordinaria, y ha anunciado que ofrecerá estos servicios con grandes beneficios para universidades e institutos de investigación científica de todo el mundo.

Foco en la computación estadística

El foco que la industria está poniendo en la computación está evolucionando de modelos basados ​​en reglas, hacia modelos estadísticos, que son la base del aprendizaje automático. Huawei estima que, en los próximos cinco años, la computación estadística se convertirá en la corriente principal y la Inteligencia Artificial representará más del 80% de toda la potencia informática utilizada en todo el mundo.

Para posicionarse en este mercado, la estrategia de Huawei se centrará en la construcción de un ecosistema abierto, para lo que, en los próximos cinco años invertirá 1.500 millones de dólares en su programa de desarrolladores. El objetivo es incorporar cinco millones de desarrolladores y permitir a los partners de la compañía en todo el mundo desarrollar la próxima generación de aplicaciones y soluciones inteligentes.

La compañía también seguirá innovando la arquitectura. En este sentido, el pasado año, Huawei lanzó la arquitectura Da Vinci, una arquitectura de procesador diseñada para proporcionar un suministro de potencia informática constante, abundante y asequible. Huawei continuará invirtiendo en investigación en este campo.

Asimismo, seguirá invirtiendo en procesadores para todos los escenarios. Actualmente, su oferta abarca los procesadores Kunpeng para computación de propósito general, los procesadores Ascend para IA, los procesadores Kirin para dispositivos inteligentes y los procesadores Honghu para pantallas inteligentes. Huawei no venderá sus procesadores directamente, sino que los proporcionará a sus clientes en forma de servicios en la nube y, a sus partners, en forma de componentes, priorizando el soporte para soluciones integradas.