Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El cambio en la cultura del trabajo es básico para atraer y retener talento

  • Al día

IDC future work 2019

IDC Research España estima que, en los próximos dos años, más del 60% de las grandes compañías supervisarán y administrarán activamente la experiencia de los empleados, utilizándola como diferenciador clave para construir y mantener relaciones B2B y B2C. La recapacitación de los empleados es clave para el 55% de las empresas españolas.

Las organizaciones reconocen la importancia de la transformación del puesto de trabajo, siendo el cambio cultural el principal enfoque a adoptar por parte del 47,3% de las empresas europeas. Esta es la principal conclusión del encuentro “IDC Future of Work 2019”, en el que los analistas de IDC han destacado la necesidad de apostar por metodologías de trabajo ágiles y eficientes en las que entre en juego el salario emocional.

“Las organizaciones buscan atraer, desarrollar y retener talento. Por tanto, deben crear un espacio que genere energía para centrarse en el conocimiento, la generación de ideas y el trabajo en equipo. Esto solo será posible si aparte del diseño de las oficinas se da un cambio en la cultura del trabajo”, explica Isabel Tovar, analista de IDC Research España.

El encuentro, patrocinado entre otras compañías por VMware, Samsung, Teamviewer, Canon, NFON y Software one, se ha centrado en los retos de las empresas españolas ante la transformación digital del puesto de trabajo, entre los que destacan la seguridad, la privacidad y la gobernanza del dato.

IDC Research España ha querido recalcar en esta jornada que más del 50% de los trabajos en la próxima década todavía no se han creado y que girarán sin duda en torno al dato. Por otra parte, ha revelado que, en los próximos dos años, más del 60% de las grandes compañías mundiales supervisarán y administrarán activamente la experiencia de los empleados, utilizándola como diferenciador clave para construir y mantener relaciones B2B y B2C.

A la hora de afrontar el nuevo escenario laboral, las empresas españolas están priorizando una serie de medidas para adaptarse al nuevo modelo de trabajo. El 55% de las organizaciones de nuestro país están optando por la recapacitación y mejora de habilidades de los empleados, y un 50% por la mejora de la colaboración interna y eterna. La tercera prioridad, es la creación de nuevas políticas de seguridad, con un 43%.

“Las empresas comienzan a reemplazar sus KPI tradicionales por KBI basados en el comportamiento del trabajador. Se medirá y monitoreará la colaboración efectiva, las comunicaciones y las habilidades creativas de resolución de problemas”, apostilla Isabel Tovar.

Como conclusión, para IDC Research España la transformación del entorno laboral realmente se produce cuando el espacio físico, la tecnología y los comportamientos humanos se potencian para crear entornos flexibles y colaborativos que fomenten la innovación y la creatividad, permitiendo todo tipo de estilos de trabajo y haciendo este entorno atractivo para la captación del talento tan necesario y demandado hoy en día por las organizaciones.