Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

9 de cada 10 empresas subcontratan a proveedores externos de tecnología

  • Al día

digitalizacion pyme empresa

Un 95% de los ejecutivos califica la tecnología como un factor primario o secundario para alcanzar sus objetivos de negocio, y un 66% asegura obtener un excelente o buen retorno de la inversión de su gasto en tecnología. Las tecnologías emergentes con las tasas más altas de implementación son IoT y Big Data.

Las organizaciones de todo el mundo identifican la innovación como una de las principales prioridades de negocio y están intrigadas por el potencial de las tecnologías emergentes, según un nuevo informe de CompTIA, "Tendencias internacionales en tecnología y fuerza laboral". De acuerdo con el estudio, las preocupaciones sobre la preparación en ciberseguridad y la lucha para encontrar suficientes trabajadores con las habilidades adecuadas para satisfacer las necesidades de su fuerza laboral agregan una medida de precaución a las expectativas y planes para 2020.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Dado que se prevé que el gasto mundial en hardware, software, servicios y telecomunicaciones alcance casi 5,2 billones de dólares este año, es evidente que la tecnología tiene un papel creciente e integral en las operaciones de negocio. De hecho, un 95% de los ejecutivos califica la tecnología como un factor primario o secundario para alcanzar sus objetivos de negocio.

El 87% de las empresas recurre a proveedores externos para ayudarlos con sus requisitos tecnológicos. La reparación y el mantenimiento, la consultoría, la implementación y la integración, la ciberseguridad y el desarrollo de software se encuentran entre los servicios subcontratados más comunes.

El 66% también informa que obtienen un excelente o buen retorno de la inversión (ROI) de su gasto en tecnología. Las empresas que subcontratan regularmente o con frecuencia algunas de sus necesidades tecnológicas son significativamente más propensas a reportar un ROI excelente o bueno (72%), en comparación con aquellas que subcontratan ocasionalmente o rara vez o nunca lo hacen.

El 54% de los ejecutivos tiene una visión positiva de la tecnología emergente, mientras que otro 21% toma una posición intermedia, expresando a partes iguales emoción y temor. En el otro extremo del espectro, uno de cada cuatro siente temor sobre la tecnología emergente. Las limitaciones presupuestarias, la aversión al riesgo y la falta de un claro caso de uso se encuentran entre los principales factores que están causando que algunas organizaciones se resistan a adoptarlas. Aunque todavía está lejos de la adopción generalizada, las tecnologías emergentes con las tasas más altas de implementación son Internet de las cosas y Big Data.

Respecto a la ciberseguridad, casi 7 de cada 10 ejecutivos describen la ciberseguridad de su organización como completa o mayormente satisfactoria. Esto indica mucho margen de mejora, especialmente cuando el resto puntúan el enfoque de su empresa como simplemente adecuado (25%) o inadecuado (6%).

La baja comprensión de las nuevas amenazas de ciberseguridad es un gran desafío para las empresas. Dadas las altas tasas de crecimiento previstas para las tecnologías emergentes que se esperan para los próximos años, es evidente la necesidad de que las empresas reevalúen los enfoques de ciberseguridad. Esto incluso cuando un 88% de las empresas informaron haber cambiado recientemente su enfoque de seguridad.

Otro desafío para la mayoría de las organizaciones son las brechas de habilidades, con un 46% de los ejecutivos que informan que la situación se ha vuelto más difícil en los últimos dos años. La investigación confirma la distinción entre el uso genérico de la frase "brecha de habilidades" y la discusión más matizada de "brechas en la fuerza laboral" que abarca la ubicación, la remuneración, las habilidades sociales, las percepciones, la innovación y más. Curiosamente, un tercio de los ejecutivos reconoce que las expectativas poco realistas con habilidades y experiencia contribuyen a percepciones exageradas de la brecha de habilidades. Otro 53% reconoce que es algo así como un factor.