Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Infinidat propone nuevos modelos de almacenamiento 'elásticos' más eficientes

  • Al día

Infinidat-centro de datos

Mantener menos sistemas más rentables, contener el gasto y respaldar la velocidad que requiere el negocio para capitalizar las nuevas oportunidades, son algunos desafíos de almacenamiento que afrontan los equipos de TI. Combinar la nube pública y la nube privada bajo un modelo de pricing elástico ayuda a hacer frente al desafiante panorama actual.

Recomendados: 

Creación de aplicaciones seguras: recomendaciones para los servicios financieros Leer 

Los desastres ocurren... ¿tienes un plan de continuidad de negocio? Webinar

El COVID-19 ha generado una gran incertidumbre financiera, por lo que no es de extrañar que, por primera vez en más de una década, el gasto en TI vaya a decrecer. Según previsiones de Gartner, el gasto mundial en TI se reducirá un 8% respecto a 2019. En este escenario, Infinidat, ha hecho público un listado de claves en materia de almacenamiento y gestión de datos a tener en cuenta por parte de los equipos de TI en las circunstancias actuales de incertidumbre financiera:

· Costes. Las compañías están reconsiderando sus inversiones en TI y buscan obtener más por menos. Esto pasa por buscar oportunidades de consolidación para mantener menos sistemas más rentables, automatizar procesos o renovar el esquema de precios.

· Liquidez. Mientras que, en el pasado, la infraestructura se adquiría teniendo en cuenta las necesidades a tres o cinco años, en la actualidad lo imprevisible de la demanda requiere que TI contenga al máximo el gasto. La clave está en mantener la liquidez tanto como sea posible.

· Time-to-market. Las unidades de negocio están bajo presión para conseguir nuevas fuentes de ingresos, nuevas oportunidades y mantener el negocio en funcionamiento. Esto crea un clima de incertidumbre para los departamentos de TI, que necesitan diferir las inversiones hasta que exista una clara necesidad y al mismo tiempo respaldar la velocidad que requieren las unidades de negocio para capitalizar las nuevas oportunidades.

· Pricing. Generalmente es menos costoso comprar infraestructura en modo CapEx, pero la incertidumbre del mercado puede hacer que la flexibilidad de las compras en modo OpEx sea más atractiva, ya que es imposible planificar la infraestructura con anticipación cuando no se sabe dónde se debe priorizar la reducción de los costes de infraestructuras y dónde exactamente se deben evitar los compromisos a largo plazo.

· Personal y gastos de administración. Algunas empresas se verán obligadas a hacer recortes en sus equipos de TI, lo que aumentará la carga sobre los miembros restantes del equipo. Los responsables de TI tienen que encontrar formas de consolidar los componentes de su infraestructura para minimizar la cantidad de puntos de gestión y compensar la reducción de personal.

Ante estos retos, las empresas están barajando varias opciones. Una de ellas es llevarlo todo a la nube pública, y otra realizar inversiones a corto plazo, lo cual puede ayudar a diferir costes de infraestructura, pero normalmente suele propiciar la creación de silos aislados. A fin de solventar esta disyuntiva, Infinidat propone redefinir el rol de la nube privada, utilizando nuevos modelos de consumo híbrido.

“Aquellos líderes de TI que estén dispuestos a redefinir su estrategia encontrarán el punto óptimo entre la agilidad de la nube pública y la rentabilidad de la nube privada”, señala Israel Serrano, Country Manager de Infinidat Iberia. Para ello Infinidat propone un modelo de pricing elástico que ofrece a los responsables de TI diferentes opciones de consumo, incluyendo fórmulas de pago por uso típicas de la nube pública, para poder aumentar o reducir instantáneamente dicho consumo en base a los proyectos que surjan.