Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La tecnología hará que los empleados sean el doble de productivos en 2035

  • Al día

inteligencia artificial IA

El 77% de los directivos creen que, en quince años, la inteligencia artificial acelerará significativamente el proceso de toma de decisiones y hará que los trabajadores sean más productivos. Surgirán nuevos roles para apoyar un lugar de trabajo impulsado por la tecnología y la relación cambiante entre humanos y máquinas.

Recomendados: 

Trabajo seguro desde cualquier lugar: adaptándonos a la "nueva normalidad" Webinar

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

Tecnología SD-WAN para potenciar el espacio de trabajo digital Leer 

¿Cómo serán la fuerza laboral, los modelos de trabajo y el entorno laboral en 2035? ¿Y cómo les dará forma la tecnología? Para averiguarlo, Citrix Systems encargó a Oxford Analytica y a Coleman Parkes un estudio para el que se entrevistaron a más de 1.500 directivos y empleados de mediante y grandes empresas, del que se deduce que, impulsados por modelos flexibles y soluciones inteligentes que eliminan la complejidad y las distracciones, los empleados estarán más comprometidos y serán más productivos e impulsarán la innovación y el crecimiento como nunca antes.

Los robots no reemplazarán a los humanos, pero los harán más inteligentes y eficientes. Así el 77% de los encuestados creen que en quince años, la inteligencia artificial (IA) acelerará significativamente el proceso de toma de decisiones y hará que los trabajadores sean más productivos. También surgirán nuevos roles para respaldar un lugar de trabajo impulsado por la tecnología y la relación cambiante entre humanos y máquinas. Entre las posiciones que se crearán están las de entrenador de robots/IA, director de realidad virtual, científico de datos avanzado, y director de privacidad y confianza.

Por otra parte, la tecnología que permite un acceso fluido a las herramientas y la información que las personas necesitan para colaborar y realizar su trabajo donde sea que se encuentren impulsará los modelos flexibles que exigirá el futuro del trabajo. El 67% de los profesionales cree que un modelo de “plataforma”, que crea valor al facilitar los intercambios entre grupos o individuos que utilizan tecnología digital, dominará el trabajo en el futuro. El 39% de los líderes cree que la mayoría de los trabajadores especializados de alto valor serán trabajadores independientes y bajo demanda.

El equipo directivo también tendrá un nuevo aspecto: el 57% cree que la IA tomará la mayoría de las decisiones comerciales y eliminará potencialmente la necesidad de equipos de alta dirección. Además, el 75% cree que la mayoría de las organizaciones tendrán un departamento de inteligencia artificial central que supervisará todas las áreas del negocio; y el 69% que el CEO trabajará en una asociación hombre-máquina con un Jefe de Inteligencia Artificial (CAI).

Finalmente, la tecnología, estrechamente integrada con los humanos, impulsará cambios drásticos en la productividad, ya que los trabajadores cuentan con el respaldo de soluciones que les permiten rendir al máximo. De hecho, el 51% de los profesionales encuestados cree que la tecnología hará que los trabajadores sean al menos dos veces más productivos para 2035.

Los “AI-ngels”, asistentes digitales impulsados por la inteligencia artificial, se basarán en datos personales y del lugar de trabajo para ayudar a los empleados a priorizar sus tareas y tiempo y garantizar el bienestar físico y mental. Estos asistentes, por ejemplo, programarán reuniones para que tengan lugar en el momento más efectivo en función de factores que van desde los niveles de azúcar en la sangre de los participantes hasta sus sentimientos en diferentes momentos del día. Y mientras se llevan a cabo las reuniones, controlarán los niveles de concentración y las actitudes y se ajustarán según sea necesario para generar resultados óptimos.

Como resultado de todo ello, el compromiso de los empleados mejorará. A medida que la tecnología y la inteligencia artificial se hagan cargo de las tareas mundanas que requieren mucho tiempo, el trabajo se volverá más estratégico y los empleados más comprometidos. El 83% de los profesionales cree que para 2035, la tecnología automatizará las tareas de bajo valor, liberando a los trabajadores para que se concentren en el trabajo por el que se les paga.